El juez García Castellón ad­mite la acu­sa­ción par­ti­cular de Sebastián, Rivero, Ampuero y Benedito

A Torres (BBVA) se le complica el caso de los espionajes de FG en la vía judicial

Todo ello, sin acabar la in­ves­ti­ga­ción in­terna y con Pineda con un pie en la calle

FG y Carlos Torres
FG y Carlos Torres

Si el pre­si­dente del BBVA, Carlos Torres, logró salvar al­gunos trastos hace dos se­manas du­rante la junta de ac­cio­nis­tas, gra­cias a la re­nuncia "temporal" de Francisco González (FG) a sus cargos ho­no­rí­fi­cos, aún tiene que en­carar un com­plejo pa­no­rama ju­di­cial sin haber ce­rrado la in­ves­ti­ga­ción in­terna y ex­terna, en la que está im­pli­cada hasta PwC. El juez García Castellón ha ad­mi­tido -con fecha del 28 de fe­brero pa­sado- como acu­sa­ción par­ti­cular a Miguel Sebastián, Luis del Rivero , José Domingo Ampuero y Vicente Benedito. Todo ello, poco antes de que Luis de Pineda quede en li­bertad bajo fianza.

Nuevo frente judicial para el BBVA que preside Carlos Torres y no por sus responsabilidades, sino por la de su antecesor y mentor Francisco González FG). El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha admitido en la causa, como acusación particular, a algunos "perjudicados" que ya habían presentado sus denuncias por los espionajes encargados al excomisario José Manuel Villarejo por el intento de compra de Sacyr de una participación del banco.

La presencia como acusación particular de los considerados como perjudicados por las acciones supuestamente ilegales del ex comisario Villarejo -que actuaba por encargo del BBVA cuando lo presidía Francisco González- tiene una trascendencia jurídica incalculable, ya que en el supuesto caso de que el fiscal adscrito al caso no considerara que existe evidencia suficiente para calificar de delitos las actuaciones del ex comisario y del BBVA, el juez del caso (que ha admitido la personación) tendría que mantener abierto el caso hasta que se escuchara a la acusación particular y revisara las pruebas presentadas.

Entre los demandantes figuran el que fuera jefe de estudios del BBVA y ex ministro de Industria, Miguel Sebastián; el expresidente de la constructora Sacyr, Luis del Rivero, presente en la última junta del banco y con cierto protagonismo; José Domingo Ampuero, alto cargo del BBVA y representante de las familias de Neguri, y Vicente Benedito, también con altas responsabilidades en el BBVA.

Carlos Torres superó lo mejor posible una junta de accionistas celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao con menos dificultades de las previstas, por con la renuncia en horas previas antes de su celebración a los cargos honoríficos a los que se amarraba desde primeros de años Francisco González.

Esa renuncia de FG, que algunos consideran que no será "de manera temporal" como se comunicó de manera oficial, se producía en un momento en el que el frente judicial se ampliaba de manera más que preocupante con distintas demandas. Junto a los antes citados se sumaba el ex vice presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Carlos Arenillas, también supuestamente investigado en la trama contratada por FG con Villarejo.

Más flecos

El panorama judicial del ya retirado presidente (de honor o con rango ejecutivo en su momento) no es demasiado cómodo para sus intereses. Francisco González está citado como testigo en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional, en su sede de San Fernando de Henares, por la salida a Bolsa de Bankia. Su comparecencia está prevista para el próximo 3 de abril.

Mientras tanto, la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acaba de acordar su puesta en libertad bajo fianza de 500.000 euros de Luis Pineda, el máximo responsable de Ausbanc. Pineda también figuraba entre los listados telefónicos como uno de los investigados por FG desde el BBVA, aunque no por el caso del asalto de Sacyr, sino por sus denunciados chantajes para lograr publicidad para su grupo de medios por parte de diversos bancos.

Artículos relacionados