ENERGIA

Iberdrola cierra el acuerdo de renovación de la central Almaraz

Garantiza la ac­ti­vidad eco­nó­mica y el em­pleo para los pró­ximos 25 años

Central nuclear de Almaraz.
Central nuclear de Almaraz.

Iberdrola ha ce­rrado el acuerdo de re­no­va­ción de la cen­tral Almaraz, que ga­ran­tiza la ac­ti­vidad eco­nó­mica y el em­pleo para los pró­ximos 25 años. El acuerdo ra­ti­fica la va­lidez del pro­to­colo fir­mado entre Enresa y los pro­pie­ta­rios de las cen­trales nu­clea­res, en el que se es­ta­blece un ca­len­dario de cierre or­de­nado del parque nu­clear en España y que está ali­neado con el ho­ri­zonte tem­poral pre­visto en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

La compañía ha trabajado en los últimos meses en la definición de una base de renovación de la central nuclear de Almaraz, que permita su explotación durante el período establecido en el protocolo -fijado hasta el 1 de noviembre de 2027 para la unidad I y el 31 de octubre de 2028 para la unidad II-, bajo un marco de viabilidad económica razonable y con los más altos estándares de seguridad y fiabilidad.

Como parte del acuerdo, los socios han incluido un mecanismo que, respetando el protocolo, permite -una vez solicitada la renovación y tras conocer las condiciones a las que esta se someterá- el análisis, la discusión y la toma de decisiones ante eventuales alteraciones de las previsiones económicas de la central.

Actividad y empleo garantizado en Extremadura

El acuerdo aporta visibilidad al sector nuclear en España y garantiza la continuidad de la actividad económica y el empleo vinculado a la central en los próximos 25 años, tanto durante la explotación de la planta (hasta 2028), como con los posteriores trabajos de desmantelamiento que podrán extenderse hasta en 15 años.

Esta actividad se verá reforzada con las inversiones en renovables que la compañía ha anunciado recientemente para Extremadura. En concreto, Iberdrola prevé poner en marcha 2.000 nuevos megavatios (MW) de potencia fotovoltaica y eólica hasta 2022 en la región, lo que situará a esta comunidad en el centro de su estrategia renovable en Europa. La nueva capacidad supondrá, además, duplicar la potencia instalada correspondiente a Iberdrola en la central nuclear de Almaraz.

La compañía construye en estos momentos el parque Núñez de Balboa (Badajoz) que, con 500 MW de capacidad instalada, es el mayor desarrollado fotovoltaico en Europa.

Asimismo, cuenta con otros proyectos renovables en avanzado estado de desarrollo, como las plantas fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín, Arenales y Campo Arañuelo I y II. Esta apuesta de la compañía se enmarca en su plan para impulsar las energías renovables en España, donde la empresa invertirá 8.000 millones de euros entre 2018 y 2022 y pondrá en marcha 10.000 nuevos megavatios hasta 2030, tal y como anunció en la reciente actualización de sus Perspectivas Estratégicas en Londres.

Artículos relacionados