Anuncia en la junta ge­neral una subida del di­vi­dendo del 5% en línea con años an­te­riores

Goirigolzarri capea los reproches de sindicatos y de Adicae en la junta de Bankia

A sus re­pre­sen­tantes les re­procha buscar pu­bli­cidad gratis y otras pre­bendas

Junta General Bankia 2019.
Junta General Bankia 2019.

El pre­si­dente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha te­nido que li­diar con dos en­ves­tidas prin­ci­pales du­rante la junta de ac­cio­nistas ce­le­brada en Valencia. Por un lado, las exi­gen­cias de los sin­di­catos tras el ERE que ha dado por ce­rrado tras la in­te­gra­ción de BMN. Por otro, por la par­ti­ci­pa­ción de va­rios miem­bros de Adicae a los que ha ful­mi­nado con su acu­sa­ción de sólo buscar pu­bli­cidad gra­tuita para su aso­cia­ción. Bankia ele­vará un 5% su di­vi­dendo, en línea con lo rea­li­zado en los úl­timos cinco años.

Goirigolzarri ha finalizado con la afirmación de que 2019 es el inicio de un nuevo ciclo para su grupo pese a los distintos retos a los que se enfrenta toda la banca.

Casi con maestría torera, José Ignacio Goirigolzarri ha encarado la veintena de intervenciones que se han registrado en la junta de accionistas celebrada en Valencia, donde Bankia tiene su sede social. El presidente del banco en manos del Estado ha tenido que afrontar dos frentes muy distintos: el de los representantes sindicales y el de los miembros de Adicae.

Goirigolzarri ha destacado durante su discurso el cierre de la integración de BMN durante el pasado ejercicio como uno de los principales hitos y sin perder el pulso comercial que siempre puede llevar aparejado estos procesos. Sin embargo, varios representantes sindicales han reprochado la movilidad geográfica impuesta a un buen número de trabajadores.

El presidente de Bankia ha reconocido que la movilidad de empleados "no es un tema sencillo" y ha apuntado que 239 trabajadores han vuelto ya a su lugar de origen tras el ajuste de plantilla realizado.

Otra de las cuestiones planteadas por los sindicatos ha sido la igualdad de género, un objetivo con el que Gorigolzarri se ha comprometido. El objetivo es que el 40% de los directivos sean mujeres en 2020 y que ellas tengan un peso del 30% en el consejo de administración ese mismo año.

De hecho, en la junta se ha ratificado el nombramiento de Laura González Molero como consejera, la segunda en la actualidad en el máximo órgano de gobierno de la entidad. Por su parte, Eva Castillo ha sido nombrada consejera independiente coordinadora, en sustitución de Joaquín Ayuso que ya cumplía el mandato de tres años en dicho cargo.

Contundente

Tanto durante las críticas de los distintos representantes sindicales como en las respuestas del presidente de Bankia el tono ha sido más que moderado por ambas partes, en contraposición con lo que se ha vivido durante las intervenciones de los cuatro representantes de Adicae.

De manera contundente, José Ignacio Goirigolzarri ha reprochado a estos representantes de la asociación de consumidores bancarios de buscar publicidad gratuita durante las juntas de accionistas de Bankia y ha recordado que de los nueve procedimientos colectivos presentados por Adicae, dos de ellos han sido favorables para el grupo bancario.

Por último, Goirigolzarri ha afirmado que "el año 2019 es el inicio de un nuevo ciclo en Bankia" a pesar de los retos que afronta tanto su entidad como todo el sector financiero y que ha resumido en tres: el reto estratégico de la digitalización; la recuperación de la rentabilidad sobre el coste del capital y, por último pero no por ello menos importante, la mejora de "una reputación muy dañada".

Aumento de dvidendo

A su vez, la Junta General de Accionistas de Bankia aprobó el reparto de un dividendo de 357 millones de euros a cuenta de los resultados de 2018, lo que supone una cuantía un 5% superior a la del ejercicio precedente.

De esta manera, el dividendo queda fijado en 11,576 céntimos por acción, una cantidad que es también un 5% mayor a la del ejercicio anterior. El abono de esta retribución ordinaria al accionista se hará, al igual que en los cuatro últimos años, en efectivo y en un único pago y se liquidará el próximo 11 de abril.

Se trata del quinto dividendo en la historia de Bankia. Desde que en julio de 2015 Bankia abonó su primera retribución al accionista, el pago acumulado alcanzará los 1.517 millones de euros.

Pese a un ejercicio 2018 marcado por un entorno de tipos de interés bajos, la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri centró su gestión en mejorar las dinámicas de negocio para elevar los ingresos, en acelerar la reducción de activos problemáticos y en obtener sinergias tras la fusión con BMN.

Así, Bankia cerró 2018 con un beneficio neto atribuido de 703 millones de euros y sitúa el pay-out en el 50%, ratio que se alinea con el que la entidad había anunciado como objetivo en su Plan Estratégico 2018-2020.

En la actualidad, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) cuenta de forma directa e indirecta, a través de BFA Tenedora de Acciones, con una participación en Bankia del 61,4%. Con el pago del dividendo percibirá, por tanto, 219 millones de euros.

i

Artículos relacionados