JUNTA DE ACCIONISTAS

El pre­si­dente ad­mite que existe una 'grave cri­sis' repu­tacional del sector

Guerrero convierte la junta de Bankinter en un alegato en defensa de la banca

Dancausa va­ti­cina un 2019 con­ti­nuista ante las cre­cientes dudas ma­cro­eco­nó­micas

Guerrero y Dancausa en la junta de accionistas.
Guerrero y Dancausa.

Mimos y cui­dados para el sector ban­cario por la re­le­vancia que tiene en la eco­nomía y la so­cie­dad. Esas pe­ti­ciones han sido plan­teadas ante los ac­cio­nistas de Bankinter tanto por parte de su pre­si­dente, Pedro Guerrero, como de la con­se­jera de­le­gada, María Dolores Dancausa, ante la mala repu­tación que la banca sufre en los úl­timos tiem­pos.

Al mismo tiempo, la número dos del banco ha pronosticado que el actual ejercicio será similar al de 2018 aunque no renuncia a superar los beneficios históricos conseguidos.

No es la primera vez que la consejera delegada de Bankinter pide, o casi suplica, un mejor trato hacia el sector bancario, ya que lo ha hecho en diversas presentaciones de los resultados de la entidad. Pero sí es novedoso que la petición se haga en plena junta de accionistas y que casi los mismos argumentos hayan sido respaldados por el presidente no ejecutivo, Pedro Guerrero.

Si Guerrero ya partía con esas consideraciones en el discurso preparado para este encuentro anual, María Dolores Dancausa se ha saltado el guión previsto y ha reclamado que hay que "cuidar y mimar" a la banca por el papel "enormemente relevante" que tiene en las economías avanzadas.

"Nos hemos acostumbrado tanto al valor que supone disponer de capacidad de financiación que hemos acabado despreciándolo", ha asegurado la consejera delegada de Bankinter ante uno de los mayores retos a los que se enfrenta el sector bancario español: la recuperación de la reputación perdida.

Por su parte, el presidente de Bankinter ha fijado un momento temporal en el que se agudizó esa mala imagen. "La grave crisis reputacional que viven nuestro sector tuvo su manifestación más flagrante al final del año pasado, en la polémica suscitada acerca del impuesto que grava la documentación de las hipotecas", sostiene Guerrero.

"No quiero entrar en el análisis de las razones y sin razones (que son muchas) de la mala reputación bancaria. Lo que sí quiero decir es que la actividad de los bancos es esencial para el desarrollo de la economía y para el progreso de la sociedad. Y que exige una alta cualificación y, en general, es realizada por profesionales competentes y honestos", ha apuntado el presidente de Bankinter.

Resultados moderados

La consejera delegada de Bankinter también ha repasado algunos otros retos que el sector financiero tiene que afrontar en el futuro más inmediato, como un menor crecimiento de la economía. En este sentido, María Dolores Dancausa ha vaticinado que el actual ejercicio será continuista respecto a 2018.

"Esperamos que la actividad económica, en particular la española, prosiga con una cierta desaceleración, con lo que los resultados serán más moderados que los del año pasado del año pasado, pero todavía razonablemente satisfactorios", con el objetivo puesto, según Dancausa, en poder superar por séptimo año el beneficio logrado en el pasado ejercicio (526,4 millones de euros).

La consejera delegada ha mostrado su confianza en el valor que supondrá la integración de Evo Banco, entidad comprada en 2018, y el presidente, Pedro Guerrero, ha respondido al único accionista que ha tomado la palabra que Bankinter está preparado para hacer compras, aunque con matices. "Analizamos las oportunidades que salen, pero no nos vamos a meter en una red convencional en un momento en el que todos los bancos planean reducir peso".

Artículos relacionados