Deutsche Bank ofrece a empresas financiar recibos domiciliados SEPA a partir de 3.000 euros

Edificio de Deutsche-Bank
Edificio de Deutsche-Bank

Deutsche Bank ha lanzado un nuevo servicio por el que ofrece a empresas financiar recibos domicialiados SEPA (Zona Única de Pagos en Euros, en español) de forma total o parcial a partir de 3.000 euros, según ha informado en un comunicado.

A través de este servicio, las empresas pueden financiar tanto recibos pendientes de cargo como recibos ya adeudados en su cuenta recientemente, aunque no tengan saldo disponible, y sin tener que crear otra línea de crédito si ya cuentan con límite para pagos financiados.

Hace cinco años que finalizó el plazo fijado para la implementación del proyecto SEPA dentro de la eurozona. La iniciativa ha permitido que empresas y particulares puedan realizar transferencias y pagos de recibos domiciliados, dentro y fuera de las fronteras, en las mismas condiciones y con los mismos derechos y obligaciones.

Según explica Deutsche Bank, SEPA ha traído cambios en las dinámicas de gestión de las empresas, siendo ahora "más ágiles y eficientes" en sus cobros y pagos.

También ha cambiado, por ejemplo, alguna nomenclatura. Los recibos domiciliados pasan a denominarse "adeudos directos SEPA", aunque el concepto es el mismo, es decir, un acuerdo para que el acreedor tenga autorización para cobrar de la cuenta de un deudor los servicios que le haya prestado.

"Los recibos o adeudos directos SEPA son un instrumento cada vez más utilizado en el mundo empresarial, hasta el punto que proveedores o socios comerciales en terceros países optan por domiciliar recibos como forma rápida de cobro", ha afirmado el director del departamento de empresas de Deutsche Bank España, Sixto Rodrigo.

Según ha explicado, esta solución ofrece a las pymes la posibilidad de gestionar de forma "ágil" sus flujos de tesorería y distribuir "eficientemente" sus recursos. "Facilitamos que las empresas dispongan de un instrumento rápido para gestionar estos adeudos, utilizando las líneas de pagos financiados que ya tengan y eliminando la necesidad del papeleo adicional que supondría solicitar nuevas líneas", ha añadido.

Los únicos recibos que quedan excluidos del nuevo servicio de Deutsche Bank son los que provienen de otras financiaciones (emitidos por entidades financieras, rentings y/o similares) y las transacciones con empresas del mismo grupo.

El banco ha adelantado que "próximamente" también permitirá financiar el pago de impuestos o tasas por esta vía.

Artículos relacionados