Insta al sector a desa­rro­llar redes sos­te­ni­bles y nuevos marcos re­gu­la­to­rios para llegar a todas las clases so­ciales

Álvarez-Pallete defiende la digitalización ante el problema de la migración

El pre­si­dente de Telefónica de­nuncia que mi­llones de per­sonas en todo el mundo si­guen aún sin co­nec­ti­vidad

Álvarez-Pallete (Telefónica)
Álvarez-Pallete (Telefónica)

El pre­si­dente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha de­fen­dido la di­gi­ta­li­za­ción como el gran vehículo para re­solver gran parte de los pro­blemas que ac­tual­mente plantea la mi­gra­ción en el mundo.

En unas jornadas sobre Migración y Ciudades, el camino hacia una integración inclusiva, ha señalado que la digitalización debe ser un vehículo inclusivo que permita disfrutar de la conectividad a todo el mundo y disponer de las herramientas necesarias para que las personas que se hallan lejos de su país estén en contacto con los suyos.

Álvarez-Pallete ha señalado que son las personas las que dan sentido a la tecnología y no al revés. Por todo ello, ha denunciado que millones de personas de todo el mundo sigan actualmente sin conectividad, cuando de lo que se trata es que esa conectividad sea accesible a todas las personas.

Como presidente de una de las mayores telecos mundiales, ha instado a todo el sector a que se comprometan a desarrollar redes sostenibles, se pongan en marcha nuevos marcos regulatorios y nuevas reglas para que todas las personas se vean beneficiadas del cambio que se está produciendo a nivel digital. En colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la compañía ha lanzado el programa internet para todos.

Uno de los retos más globales

Pallete ha calificado a la migración como uno de los retos más globales del siglo XXI y lo ha definido como el gran problema mundial a resolver entre los países. “Tenemos que estar preparados para los retos de los grandes flujos migratorios” ha recalcado en presencia de la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

“Es fundamental transformar digitalmente las ciudades. Avanzamos hacia un futuro en el que todo estará conectado. El 5G va a provocar una explosión en el internet de las cosas. El paisaje del futuro lo determinarán las ciudades inteligentes. Desde Telefónica, queremos que las personas se vean beneficiadas de estos cambios”, han sido otros de los mensajes que el CEO de Telefónica ha lanzado ante la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Durante su intervención, la ministra Calviño ha anunciado una dotación de cinco millones de dólares -unos 4,4 millones de euros-, del Gobierno español al BID para la puesta en marcha de programas migratorios en América Latina y Caribe. El objetivo de la aportación española es apoyar la implementación y consolidación de las actividades sobre migraciones del BID. Operaciones como registro y documentación de migrantes, asegurar la calidad y el acceso a servicios básicos como agua potable, saneamiento y gestión de residuos, educación y salud, además de contribuir a facilitar el empleo y oportunidades económicas.

Riesgo de los partidos populistas

Calviño ha advertido del riesgo que hay de que los partidos populistas se aprovechen de las dificultades que plantean las migraciones. “Si no somos capaces de gestionar de forma eficiente este flujo migratorio a nivel europeo, estaremos dando espacio a movimientos populistas que se nutren del malestar ciudadano parta avanzar en sus postulados insolidarios y antieconómicos”, manifestó.

La ministra enumeró algunas de las medidas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha puesto en marcha en materia de inmigración. Entre ellas, destacó el plan para luchar contra las mafias que “hacen de este problema un negocio”, dijo. La recuperación de la asistencia sanitaria universal y la creación de la Comisión Delegada para Asuntos Migratorios han sido otras medidas puestas en marcha por el Gobierno socialista.

La secretaria de Estado de Migración, Consuelo Rumí, calificó a la migración como un gran reto “por su dimensión y complejidad”, por lo que dijo que se necesita un apoyo global de todos. En este sentido, afirmó que España defiende una migración integral pues, según señaló, “ha llegado para quedarse”. A 31 de diciembre de 2018, había en España 5,4 millones de extranjeros, de los que 3,3 millones son ciudadanos procedentes de la Unión Europea.

Señaló igualmente que la inmigración irregular hacia Europa es constante, por lo que considera necesario establecer condiciones para que se haga a través de canales ordenados y seguros, ya que, en su opinión, “es el mecanismo más eficaz para que descienda la inmigración irregular”.

Madrid, la ciudad de acogida

Por su parte, la alcaldesa Manuela Carmena, calificó a Madrid como “la ciudad de acogida”, y donde a nadie se le pregunta de dónde procede. Carmena destacó el papel que deben desempeñar los ayuntamientos ante el flujo de la migración que se está produciendo. Pese a no tener competencias en la materia, defendió que la corporación madrileña entiende la acogida como algo obligatorio ante personas que no tienen a donde ir.

A partir de ese punto de partida, la segunda obligación que asume como tal el Ayuntamiento es ocuparse de la integración. Para ello, el equipo social de Carmena ha creado lo que se denomina como tarjeta de vecindad, que permite facilitar al inmigrante no solo asistencia sanitaria, sino también prestación escolar -si las familias tienen hijos-, y cursos para que puedan acceder a puestos de trabajo. “Es el mejor camino para dar cobertura legal a la migración”, señaló

Carmena defendió en presencia del presidente de Telefónica, el gran papel que juega la conectividad con la inmigración. Una de las primeras ayudas que el ayuntamiento madrileño brinda a las personas subsaharianas es que puedan conectar con sus familias para que puedan decir: “madre estoy vivo”. “La conectividad debe estar dentro de ese marco que es la planificación de la inmigración. Las administraciones deben pensar siempre en las personas”, apostilló.

Artículos relacionados