Iberdrola sitúa a Extremadura en el centro de la energía renovable en Europa

Iberdrola, energía eólica
Iberdrola, energía eólica

Iberdrola prevé poner en marcha 2.000 nuevos me­ga­va­tios (MW) de po­tencia fo­to­vol­taica y eó­lica en Extremadura hasta 2022, lo que si­tuará a esta co­mu­nidad en el centro de su es­tra­tegia re­no­vable en Europa. Así lo ha anun­ciado el pre­si­dente del grupo, Ignacio Galán, du­rante el acto de puesta de la pri­mera piedra e ins­ta­la­ción del panel inau­gural de la planta fo­to­vol­taica Núñez de Balboa, en Usagre (Badajoz), al que ha asis­tido tam­bién el pre­si­dente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y otras au­to­ri­dades lo­ca­les.

De los nuevos proyectos en la comunidad, algunos se encuentran ya en avanzado estado de desarrollo, como son las plantas fotovoltaicas cacereñas de Ceclavín, Arenales y Campo Arañuelo I y II. La nueva capacidad supondrá, además, duplicar la potencia correspondiente a Iberdrola en la central nuclear de Almaraz .

Esta apuesta de la compañía se enmarca en su plan de relanzamiento de las energías limpias en España, donde la empresa invertirá 8.000 millones de euros entre 2018 y 2022 y pondrá en marcha 10.000 nuevos megavatios hasta 2030, tal y como anunció durante la reciente actualización de Perspectivas Estratégicas en Londres.

“Este plan nos permitirá crear empleo para 20.000 personas, casi 10 veces más que las que actualmente se dedican hoy a la generación tradicional en nuestra empresa”, ha explicado Ignacio Galán.

Los proyectos a desarrollar en Extremadura y en el resto de España se enmarcan dentro de las inversiones globales que Iberdrola llevará a cabo entre 2018 y 2022 y que ascenderán a 34.000 millones de euros.

Núñez de Balboa cuenta con 500 MW de potencia y constituye la mayor planta fotovoltaica en construcción en España y en Europa. Durante su intervención, Ignacio Galán ha avanzado que “esta megainstalación renovable se convertirá en punta de lanza para ratificar el liderazgo de Extremadura, España y la Unión Europea en la transición hacia un sistema energético más sostenible.”

Iberdrola invertirá en esta planta cerca de 300 millones de euros hasta su puesta en marcha en 2020 y, en su construcción, llegarán a trabajar hasta más de 1.000 personas. Además, contará con la participación de empresas locales como Ecoenergías del Guadiana, Imedexsa, Cubillana, Elaborex y el Instituto Aeronáutico.

La planta, tal y como ha explicado Ignacio Galán, ocupará una superficie cercana a las 1.000 hectáreas y generará energía limpia suficiente para abastecer a 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz. “La planta evitará, además, la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año, reforzando nuestro compromiso con la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global”, ha explicado el presidente de la compañía.

Iberdrola en Extremadura

El presidente de Iberdrola se ha referido hoy al “vínculo permanente” de la compañía con Extremadura, “una unión que se ha forjado a través de muchas décadas de confianza y compromiso mutuo”.

La empresa cuenta con cerca de 720 empleados en la región y genera centenares de puestos de trabajo mediante sus compras a proveedores locales, que solo en el ejercicio 2018 ascendieron a 175 millones de euros. Asimismo, Iberdrola trabaja por ofrecer el mejor servicio a sus clientes extremeños, que durante el pasado ejercicio dispusieron del récord histórico de calidad de suministro de la compañía en la comunidad autónoma, cinco veces mejor que el índice registrado diez años antes.

Artículos relacionados