DESDE EL PARQUET

Tubos Reunidos, muy especulativo

La Bolsa tiene im­pulsos que la razón in­ver­sora no en­tiende. Pocos en el mer­cado son ca­paces de ex­pli­carse el no­table mo­vi­miento al alza de su co­ti­za­ción en este nuevo curso des­pués de tocar fondo en el 2018. Al res­pecto, los ex­pertos re­cuerdan que la po­lí­tica aran­ce­laria de la ad­mi­nis­tra­ción Trump ha de­jado al grupo en una si­tua­ción muy de­li­cada ante la di­fi­cultad de hacer frente a sus com­pro­misos fi­nan­cie­ros.

Esta situación ha obligado al grupo a renegociar con sus acreedores la posibilidad de intercambiar deuda por acciones, al tiempo de poner en marcha la búsqueda de un socio inversor dispuesto a inyectar recursos propios con el fin de recapitalizar la compañía. Medidas destinadas a encarrilar al grupo en la buena dirección y que algunos sectores del mercado confían en su consecución en las próximas semanas.

Eso explicaría las fuertes subidas en las últimas semanas que permiten al valor prácticamente duplicar el precio con el que arrancó el año, incluso a pesar de las pobres sensaciones dejadas por el cierre de sus cuentas correspondientes al pasado ejercicio. La compañía cerró 2018 con unas pérdidas de 34 millones de euros, un 6% superiores a las del ejercicio anterior. Aunque también es cierto que mejoró su cifra de negocios un 10%, hasta los 342,5 millones de euros, y el resultado operativo (Ebitda) un 58%, hasta los 18,6 millones de euros.

Las perspectivas del grupo para este año pasan por mantener los positivos niveles de ventas, sacando provecho de su plan estratégico con el cual espera mitigar el efecto negativo por el aumento de las tarifas provocado por las medidas arancelarias a las exportaciones a EEUU. En Europa, por su parte, se espera un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda con la consiguiente reducción de tensión de precios.

En este arranque de ejercicio la actividad se muestra firme de momento por lo que se espera una consolidación de las ventas que se sumarán a las medidas para adaptar los costes a la menor utilización de la capacidad productiva.

Con todo, los operadores consideran precipitado los movimientos alcistas observados en estas semanas atrás al menos a la espera de ir confirmando los favorables rumores en torno al grupo. De hecho, pese a las intensas subidas de este año, el perfil del valor sigue siendo bajista mientras no supere con consistencia los máximos del año pasado sobre los 0,49 euros por acción.

Artículos relacionados