Monitor del Seguro

El se­guro paga cada día una fac­tura por in­cen­dios que ronda el mi­llón y medio de euros

El seguro acude al grito de ¡fuego!

El 72% de este tipo de su­cesos se ges­tionan a través de pó­lizas de Hogar

Incendios
Incendios

El se­guro de Hogar es uno de los más co­munes y po­pu­la­res. Y a día de hoy, gra­cias al di­na­mismo del mer­cado in­mo­bi­lia­rio, avanza a buen ritmo. El vo­lumen de primas crece por en­cima del IPC: un 3,57% en 2018, un in­cre­mento que da fe de la re­cu­pe­ra­ción de­fi­ni­tiva del ramo tras la crisis fi­nan­ciera. El vo­lumen de fac­tu­ra­ción as­cendió a 4.346 mi­llones de eu­ros, prác­ti­ca­mente el 60% de lo re­cau­dado por el con­junto de los se­guros Multirriesgos.

Uno de los principales retos de este ramo es hacer frente al efecto en sus cuentas de los cada vez más frecuentes eventos naturales y fenómenos atmosféricos adversos. No son estos los únicos siniestros que tienen un importante impacto en este seguro. Hay otros de los que se hablan menos, pero que siempre están ahí: los incendios, percances que pueden llegar a ser muy costosos. Aunque también es cierto que cada vez son menos probables.

Según un reciente informe de Estamos Seguros, iniciativa de Unespa para desarrollar la conciencia aseguradora entre la sociedad, “durante muchos siglos en la Historia de la humanidad, el fuego fue un riesgo real y muy cercano con el que había que convivir; pero en los tiempos presentes que se produzca un incendio es un hecho poco probable. En términos gruesos, puede pensarse que, estadísticamente, si se produce un incendio en una casa no debería volver a producirse otro hasta un siglo después”.

También es cierto que con una vez basta para arruinar la vida a una familia. Existe un seguro puro de Incendios, un ramo que, por cierto, creció el año pasado en primas a un ritmo del 22,89%, pero lo normal es suscribir esta cobertura a través de seguros más amplios, los Multirriesgos. Según datos del mencionado estudio, una parte fundamental de los incendios asegurados se produce en el marco del seguro Multirriesgos de Hogar, que supone casi el 72% de los sucesos que recoge la información de la base de datos utilizada para realizar el estudio.

En la distribución en cuanto al daño que genera el incendio, el peso del seguro de Hogar es menor ya que son los incendios industriales los que suelen ser más costosos. Pero en cualquier caso, según destaca el informe, la mitad de los costes se concentra en incendios producidos en viviendas. La factura media de los incendios para el seguro asciende a 2.000 euros; y la magnitud del incendio, es decir, la relación entre los capitales asegurados en el inmueble (continente y contenido) y el coste del incendio es, en algo más del 95% de los incendios, menor al 10% del valor combinado del continente y el contenido.

No supone, por tanto un gran impacto. Pero el dato hay que matizarlo. Según Unespa, la magnitud del incendio llega hasta el 82% cuando el cálculo se hace solo respecto del capital asegurado por el contenido. El fuego suele arrasar con todo lo que tenemos en nuestro hogar: muebles, electrodomésticos, obras de arte, ropa, joyas... “Uno de cada 25 incendios es altamente dañino para el contenido afectado”.

El seguro de Hogar se enfrenta al reto de gestionar estos siniestros, que tienen un coste anual para las entidades aseguradoras de 525 millones de euros anuales. El sector paga cada día una factura por incendios que ronda el millón y medio de euros.

No obstante, la industria está más que acostumbrada a gestionar este tipo de incidentes. Más difícil será hacer frente a los cada vez más frecuentes percances producidos por los fenómenos atmosféricos. Estos siniestros están muy relacionados con el cambio climático y pueden acabar afectando de manera importante a la rentabilidad del negocio, que de media en la última década ha sido del 6,76% (muy lejos, por ejemplo, de la del seguro puro de Incendios, un 14,43%).

No son los únicos desafíos que tiene por delante este seguro. Además, el ramo se enfrenta al reto de conseguir mantener la competitividad y su atractivo en un mercado en constante evolución y en el que las nuevas tecnologías y el avance de la domótica están transformando el concepto tradicional de seguro de Hogar.

Artículos relacionados