El Banco de Finlandia pide que el BCE revise su política monetaria por la baja inflación persistente

El BCE.
El BCE.

El gobernador del Banco de Finlandia, Olli Rehn, ha solicitado al Banco Central Europeo (BCE) que, debido a la baja inflación persistente, revise sus estrategias de política monetaria con el objetivo de que siga siendo "creíble y efectiva".

En el boletín económico del banco central finlandés correspondiente al primer trimestre de 2019, Rehn ha explicado que ha planteado a sus compañeros del Consejo de Gobierno del BCE, compuesto por los seis miembros del Comité Ejecutivo y los gobernadores de los bancos centrales nacionales, una revisión de las "estrategias de política monetaria" para que el instituto emisor tenga en cuenta "los últimos descubrimientos en investigación económica y el cambio de entorno para la política monetaria".

Así, la entidad radicada en Helsinki ha asegurado que, tras la crisis económica, la tasa neutral de los tipos de interés ha caído a mínimos históricos y que las expectativas de inflación se han mantenido en niveles especialmente bajos pese a los intentos del BCE de elevar el ritmo de crecimiento de los precios.

Tras la reunión del pasado 7 de marzo, el BCE rebajó su pronóstico de inflación para 2019 hasta el 1,2%, frente al 1,6% que preveía en diciembre. Asimismo, la previsión para 2020 se situó en el 1,5% y la de 2021, en el 1,6%, dos décimas menos en ambos casos. Asimismo, el BCE también revisó a la baja las perspectivas de inflación subyacente hasta el 1,2% en 2019, el 1,4% en 2020 y el 1,6% en 2021, dos décimas menos en los tres horizontes.

Así, el banco central presidido por Olli Rehn ha alertado de que el objetivo de inflación marcado por el BCE de que el alza de los precios se situé "cerca, pero por debajo, del 2%" no se puede alcanzar "de manera sostenible" con la política actual, por lo que el banco central de la eurozona se debería preparar para los "desafíos a largo plazo" mediante una revisión de sus "principios, suposiciones clave e instrumentos".

El pasado mes de noviembre, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anunció que durante 2019 realizará una revisión de las estrategias, herramientas y prácticas de comunicación que usa para determinar su política monetaria. Rehn ha subrayado que el BCE tendrá que realizar un ejercicio similar en algún momento, así como que es un tema que se lleva discutiendo durante "cierto tiempo" entre los banqueros centrales europeos.

"Una de las tareas más importantes de la estrategia de política monetaria es orientar las expectativas con respecto a la política y la inflación de tal manera que apoye la consecución de los objetivos, sobre todo la estabilidad de precios", ha concluido Rehn.

Artículos relacionados