LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa prueba sus resistencias

Las com­pras ter­mi­naron por im­po­nerse en las bolsas es­paño­las, ven­ciendo la pa­rá­lisis ini­cial gra­cias a un po­si­tivo ven­ci­miento de de­ri­va­dos. El Ibex 35 sumó un 2,3% en el cómputo global de las cinco úl­timas se­siones para quedar en los 9.342 pun­tos, po­niendo así a prueba sus prin­ci­pales re­sis­ten­cias.

Los inversores esperan ahora nuevos catalizadores que permitan al selectivo mantener la tendencia alcista y consolidar estos niveles claves en los próximos días o semanas.

La salida de escena de un Brexit duro y desordenado tras la última votación del Parlamento británico ha supuesto un significativo alivio para los mercados financiero, y sobre todo para los grandes bancos, a pesar de la amenaza de convertirse en una historia interminable. Lo mismo pasa con el continuo paso adelante y atrás en las conversaciones comerciales entre China y EEUU.

Ambos factores son las dos principales incertidumbres actuales del mercado, junto al rebrote de las preocupaciones por la desaceleración económica global. Pero poco a poco, el mercado va perdiendo el miedo al lobo y se va atreviendo a salir en busca de oportunidades gracias a la liquidez acumulada en las últimas semanas.

Cada vez son más los operadores que creen que esta vez sí es la buena para superar la tendencia bajista lateral de los últimos meses e iniciar una nueva fase alcista hacia los 10.000 punto de Ibex como mínimo. Por este motivo, en estos días cobra especial importancia la reunión de la Reserva Federal. La entidad estadounidense se ha mostrado preocupada por algunos signos de desaceleración, lo cual acentúa la expectación respecto a las medidas que pueda adoptar para mantener el ritmo de la economía.

En el resto de los mercados también impera la tranquilidad. Un factor más a favor de la renta variable. El cambio del euro se ha estabilizado sobre el nivel de 1,13 dólares, mientras que el precio del petróleo tipo Brent se muestra asentado sobre la cota de los 65 dólares por barril.

Calendario semanal de Bolsa

Tras los múltiples vencimientos de derivados de la semana pasada, con un balance muy positivo, los inversores vuelcan ahora su foco de atención en la reunión que celebra esta semana el comité abierto de la Reserva Federal y en la reunión del Banco de Inglaterra, especialmente interesante tras los nuevos retrasos en el Brexit.

Este lunes, los inversores deberán conformarse con los datos de la balanza comercial y producción industrial de Japón, con la balanza comercial de la zona euro y con los datos de confianza constructora NAHB que se darán a conocer en EEUU.

El martes tampoco será demasiado intenso en cuanto a indicadores. Este día apenas destaca la tasa de paro del Reino Unido, el índice de confianza ZEW en Alemania y los pedidos de bienes duraderos en la principal economía mundial.

En la sesión del miércoles se esperan apenas la balanza por cuenta corriente en España y la inflación en el Reino Unido. Este día, por tanto, todo quedará pendiente de la reunión de la Fed y de su visión sobre la situación económica actual después de que el BCE haya retrasado la subida de tipos y reactivado algunas medidas de estímulo. La conferencia del presidente de la entidad americana se producirá ya con los mercados españoles cerrados por lo que sus efectos se dejarán sentar un día más tarde.

El jueves, una vez analizadas las palabras de Jerome Powell, los inversores tendrán que estar pendientes además de una agenda financiera internacional bastante cargada de citas importantes. En España se espera la balanza comercial, en el Reino Unido las ventas al por menor y la reunión del Banco de Inglaterra y en Europa se conocerá la confianza consumidora de la zona euro. Desde EEUU llegarán el índice de la Fed de Filadelfia y el índice de indicadores que permite anticipar la tendencia futura de la economía norteamericana y que en los últimos meses ha empezado a ofrecer síntomas de debilidad.

La semana bursátil se cerrará el viernes con la cifra de inflación de Japón, los indicadores de actividad PMI en los países europeos, en el global de la zona euro y en EEUU, país donde también se publicarán las ventas de vivienda de segunda mano.

Artículos relacionados