Los fondos ac­cio­nistas de los bancos miran ahora con buenos ojos las in­te­gra­ciones

El nuevo escenario de tipos abre la vía a más fusiones bancarias

A la es­pera de la ope­ra­ción de Unicaja y Liberbak, los ex­pertos au­guran más mo­vi­mientos

Manuel Menendez
Manuel Menéndez, Liberbank.

La banca eu­ropea está cam­biando el dis­curso en todo lo que se re­fiere a fu­siones e in­te­gra­ciones entre en­ti­dades fi­nan­cie­ras, es­pe­cial­mente en Alemania, Italia y España . Del "mejor solo que mal acom­pañado" se está pa­sando al "mejor re­gular acom­pañado que en so­li­ta­rio". Los pre­su­puestos de las en­ti­dades que es­pe­raban que las pri­meras subidas de los tipos de in­terés en 2019 les dieran tiempo para pasar su par­ti­cular ru­bicón han sal­tado por los aires tras la úl­tima y sor­pre­dente reunión del Banco Central Europeo (BCE).

Las entidades financieras están asumiendo que la economía europea crecerá un 1,1% y no un 1,7% en 2019, que los tipos de interés no subirán como muy pronto hasta finales del año (parte del mercado traslada el final de los tipos al 0% hasta mediados de 2020) y que por lo tanto se enfrentan al objetivo casi imposible de mantenerse en pie con todo en contra. Rebajar costes no bastará si el precio del dinero no empieza a jugar a favor mínimamente.

Con estas cartas sobre la mesa, Deutsche Bank y Commerzbank han empezado a enseñar el camino a la banca europea. El primero ya no niega la posibilidad de una fusión con el segundo. Hace apenas seis meses, Deutsche reclamaba tiempo, entre 12 y 18 meses, para poner la entidad a velocidad de crucero antes de abordar cualquier tipo de operación. Pero esa estrategia ya es pasado. Dentro del banco hay quien ya tiene claro que no hay tiempo y que una integración es la clave para blindar el futuro.

Presionan también los fondos, con Cerberus a la cabeza, que creen que la panacea está en el tamaño, y que es mejor unir dos bancos con problemas que dejarlos varar en solitario. En España ya se escuchan mensajes muy parecidos por parte de los primeros ejecutivos de las entidades. "La banca está ofreciendo una rentabilidad sobre fondos propios inferior al coste de capital. Eso no es sostenible en el tiempo", aseguraba la semana pasada el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

Mientras se dan pasos para cerrar la integración de Unicaja y Liberbank, los rumores crecen respecto a los bancos españoles. El mercado no cierre la puerta a la posibilidad de que un tercero, con Abanca de nuevo en todas las quinielas, vuelva a la puja por Liberbank. E Ibercaja, abocada a salir a bolsa por imperativo legal en un contexto que no puede ser más incierto y poco estimulante en lo que se refiere a las valoraciones, también está en el ojo del huracán de las especulaciones.

"Con planes de reestructuración de costes ya no basta. El mercado interpreta que después de un ajuste del 40% de la red de oficinas y del 30% de las plantillas desde el comienzo de la crisis el potencial de nuevos recortes es ya muy reducido e insuficiente para mantener en pie a muchos bancos si los tipos siguen congelados varios trimestres. Si a eso le unimos una economía que decrece en la zona euro, el panorama no es nada halagüeño", señalan fuentes bursátiles.

Lo cierto es que ya no basta con los mensajes institucionales dirigidos a enfocar la estrategia de los bancos en la digitalización y la reducción de costes. El mercado interpreta que no hay tiempo, máxime si se tiene en cuenta que hay exceso de entidades en el mercado y un enorme déficit de rentabilidad. "No han salido suficientes bancos del mercado", aseguraba la semana pasada el responsable de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Andrea Enria. Todo un aviso para navegantes.

Algunos de los fondos con más peso en la banca española están empezando a ver con buenos ojos la posibilidad de operaciones de integración que cuando empezó el año no consideraban", señalan fuentes financieras que creen que hay un antes y un después de la reunión del BCE. Las mismas fuentes creen que la concreción de la unión de Deutsche Bank y Commerzbank sería el pistoletazo de salida perfecto. La nueva carrera no ha hecho más que empezar.

Artículos relacionados