Monitor del Seguro

Las ase­gu­ra­doras sacan par­tido del au­mento del nú­mero de ani­males que viven en los ho­gares

El empoderamiento de las mascotas

La co­ber­tura de RC su­pone un des­em­bolso medio para el se­guro de 869 euros

Mascotas.
Mascotas.

En España hay 34,3 mi­llones de mas­co­tas, según datos de Statista. No ha­blan, no al menos un idioma que en­ten­damos los hu­ma­nos, pero cada vez tienen más voz y peso en la so­cie­dad. Su em­po­de­ra­miento como co­lec­tivo es evi­dente. Llevamos mucho tiempo ha­blando de la ne­ce­sidad de con­ci­liar la vida la­boral y per­so­nal. Las ini­cia­tivas en el ám­bito em­pre­sa­rial son mu­chas, bá­si­ca­mente orien­tadas a fa­ci­litar el cui­dado de de­pen­dientes y más con­cre­ta­mente de la fa­mi­lia. Pero, ¿qué pasa con las mas­co­tas? ¿Y si se pone malo el gato o el perro ne­ce­sita co­rrer cinco horas al día?

La mascota es tratada, en la mayoría de los casos, como un miembro más de la familia, así que también la conciliación es necesaria. Eso ha pensado, por ejemplo Laboratorios Quinton, que ha ampliado el concepto de conciliación familiar a las mascotas, con lo que sus empleados pueden disfrutar de la flexibilidad laboral para cuidar a diario a ellas y en caso de enfermedad. Susi Gálvez, responsable de Producción de Laboratorios Quinton, da fe de ello: “El hecho de tener esa flexibilidad laboral me permite ser independiente y poder estar al 100% a cargo de mis dos perros, Luna y Freddie Mercury, así como por enfermedad del animal o, una de nuestras actividades con ellos: las competiciones de Agility”.

Las mascotas no ganan peso solo en el ámbito social, también en el económico. Una muestra de ello es, por ejemplo, el lanzamiento de Allianz Pet and Animal Wellbein, el primer fondo de inversión temático en España que se centra en el mercado global de las mascotas. La iniciativa es de Allianz Global Investors, que ha querido aprovechar el crecimiento de la convivencia con mascotas, una tendencia global que la gestora vincula con otras que nos pueden sonar más, como el envejecimiento de las sociedades, la urbanización, el aumento de la conciencia sobre la salud y el incremento de la prosperidad material en los mercados emergentes.

La lógica es aplastante. La mascota es tratada como un miembro de la familia, lo que desde el punto de vista que aquí interesa significa que la disposición a pagar por los alimentos de los animales y su atención sanitaria es alta, y de alguna manera independiente del entorno económico. Según algunos cálculos, los humanos se gastan de media en el cuidado de sus mascotas 1.198 euros anuales. Grand View Research estima que el mercado mundial del cuidado de mascotas tuvo un volumen en 2016 de 130.000 millones de dólares y que crecerá en promedio algo menos del 5% anual hasta superar los 200.000 millones de dólares en 2025.

¿Y en que invierte este fondo? En empresas, normalmente medianas y pequeñas, con modelos de negocio orientados a estos hogareños animales, como fabricantes de alimentos, farmacéuticas, empresas de biotecnología y sanidad y, por supuesto, aseguradoras. De hecho, el sector asegurador ha sido uno de los que más rápido han reaccionado a esa tendencia que quiere explotar Allianz Global Investors, gestora que, por cierto, forma parte de un grupo asegurador.

Las mascotas consumen una gran cantidad de variedad de seguros, el más clásico es el de Responsabilidad Civil (RC), que cubre la obligación que adquiere el propietario frente a los daños que puedan ocasionar a terceros, como mordeduras o roturas de objetos. Es obligatorio para las razas de perros peligrosos, y en algunas comunidades, como la de Madrid, para todos los caninos. Pero a partir de ahí se han ido desarrollando otros productos, sobre todo centrados en la asistencia sanitaria, pero no solo eso. Además, el empoderamiento de las mascotas se aprecia en el hecho de que cada vez es más frecuente que se incluyan en los seguros destinados a la familia, al margen del seguro de Hogar, que suele incluir la garantía de RC familiar, la cual normalmente también cubre a las mascotas. Varias iniciativas recientes de compañías muestran esta tendencia que, al mismo tiempo, también revela el interés del sector por este prometedor nicho de negocio.

Por ejemplo, NorteHispana Seguros ha incluido en su seguro de Decesos una cobertura destinada a las mascotas. Ofrece una visita anual gratuita al veterinario y la prestación del servicio de incineración en caso de defunción, incluidos los gastos de recogida de la mascota y la posibilidad de incorporar una esquela web con foto y dedicatoria. “En NorteHispana Seguros somos conscientes de que las mascotas se han convertido en un miembro más de los hogares y, por eso, hemos incluido esta nueva cobertura en nuestro seguro de Decesos", comentaba Joan Miquel Cervera, director técnico de la aseguradora.

Otra muestra de la creciente importancia de este seguro para la industria es el hecho de que desde Estamos Seguros, iniciativa de Unespa para desarrollar la conciencia aseguradora y acercar el sector a la sociedad, incorporó por primera vez en su informe anual de 2016 un espacio dedicado a analizar el aseguramiento de los animales, un capítulo que también se incluyó en el último informe publicado correspondiente a 2017.

Según estos últimos datos, extraídos de la información aportada por las entidades participantes en la encuesta, ese año se produjeron 6.625 incidentes ligados a seguros que otorgaban cobertura a los daños producidos por animales y mascotas, entre los que se incluyen los seguros específicos y los siniestros pagados con cargo al seguro Multirriesgo Hogar. La mayor parte de los percances, tanto los que causan como los que padecen, son de perros, 7 de cada 10. La RC es la cobertura que normalmente tiene como consecuencia un desembolso mayor por parte del seguro, 869 euros de media; una cuantía similar al coste medio de los daños causados a un vehículo en un golpe de chapa. La mitad de los percances analizados provocaron una indemnización de menos de 300 euros, mientras que los costes extremos se sitúan en el orden de los 12.000 euros.

En definitiva, muchas cifras alrededor de las mascotas, que son un gran colectivo animal que, aunque no tengan poder adquisitivo propio, sí que generan muchos gastos y animan el consumo. Son un negocio en auge para muchos sectores, incluido el asegurador, al fin y al cabo “hay animales de compañía para todos los gustos pero lo que está claro, se trate del animal del que se trate, es que hay que cuidarle como a uno más y, por tanto, protegerle de todo lo que le pueda ocurrir”, según comenta Unespa en su última memoria.

Artículos relacionados