Endesa fletará en verano su primer metanero, que transportará dos millones de metros cúbicos de GNL

Endesa pondrá este verano en funcionamiento su primer barco metanero, que transportará dos millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) al año durante los próximos 20 años, que garantizará el transporte de la cantidad que la empresa española adquirió a la americana Corpus Christi Liquefaction LLC en 2014, según informó Endesa en un comunicado.

Endesa cerró en 2014 la compra de dos millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) del proyecto de Cheniere Energy, en el puerto de Corpus Christi, en Texas (Estados Unidos), cuya operación comercial está prevista para este año 2019, una vez la planta de licuefacción haya recibido los permisos necesarios para la puesta en marcha de su primer tren.

Para el transporte y gestión del GNL, Endesa, que hasta ahora había optado por contratarlo con entrega en destino, ha optado por primera vez por el sector marítimo con la contratación a plazo de barcos metaneros de nueva construcción, de la mano de la naviera Knutsen.

Así, a principios de 2018, comenzó la construcción del primer metanero para el transporte de GNL, que tendrá una capacidad de 180.000 metros cúbicos (unas 72 piscinas olímpicas) y estará terminado el próximo mes de julio. Se trata de un metanero de tercera generación con sistema de relicuefacción total a bordo que se está construyendo en el astillero Hyundai Heavy Industries (HHI), situado en Ulsan (Corea del Sur).

El contrato de fletamento entre Endesa y Knutsen se cerró para un periodo de 7 años, con dos periodos de extensión de 7 y 6 años, que garantizarán parte de las necesidades de transporte marítimo de los contratos de compra de GNL de los próximos años tanto de Endesa como del Grupo Enel. El importe del contrato es de unos 25 millones de dólares anuales y el coste de construcción del metanero asciende a unos 185 millones de dólares.

En un año, el metanero podrá realizar desde Corpus Christi 12 viajes en el Atlántico o 6 viajes transoceánicos al Pacífico. El volumen de GNL transportado por el metanero, que se almacena en estado líquido a una temperatura de 160 grados bajo cero en cuatro tanques criogénicos equivale a la demanda de un día de toda España o al suministro anual de 170.000 viviendas.

Endesa asegura que en España se necesita gas, ya que no cuenta con yacimientos propios. Los gasoductos no son suficientes para cubrir la demanda y se completan con el suministro de gas licuado (GNL), que viaja en barcos metaneros procedente de países productores.

La tendencia a suprimir las centrales más contaminantes de carbón hará aumentar la demanda de gas natural como combustible más limpio para la producción de electricidad (además de otras fuentes de generación como la nuclear), asegura la compañía española.

En la actualidad, se acaba de iniciar la construcción en el mismo astillero de Ulsan de un barco gemelo, que será fletado por Enel y cuya construcción finalizará a mediados de 2020.

Artículos relacionados