Monitor de Consumo Bancario

Los em­bargos por im­pago cre­cieron un 1,6% pero los rea­li­zados sobre in­mue­bles ca­yeron un 41%

Se desploman las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual

El nú­mero de pro­cesos de eje­cu­ción ini­ciados des­cendió hasta un 29%

Embargos
Embargos.

Subieron los em­bargos en ge­neral el año pa­sado, pero al menos caen las ci­fras de aque­llos que privan a las fa­mi­lias de su te­cho. Según datos he­chos pú­blicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las eje­cu­ciones de hi­po­tecas se in­cre­men­taron un 1,6% en 2018, aunque las efec­tuadas sobre vi­viendas ha­bi­tuales ca­yeron un 40,7% res­pecto a 2017.

En concreto, en 2018 el total de embargos se situó en 53.857, de los que 25.903, el 48,1% fueron sobre viviendas. De éstos, los realizados sobre viviendas habituales se quedaron en 6.523. Del total de ejecuciones realizadas sobre viviendas pertenecientes a personas físicas, 2.389 no eran utilizadas como domicilio habitual por sus propietarios, un 30,4% menos que el año anterior.

El 20,3% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en el año 2018 fueron sobre inmuebles nuevos y el 79,7% sobre usados. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas aumentó un 10,6% respecto al año anterior, mientras que el de usadas bajó un 10,1%.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el año 2018 fueron Andalucía (10.123), Comunidad Valenciana (10.076) y Cataluña (8.841). Por su parte, País Vasco (261), Comunidad Foral de Navarra (342) e Islas Baleares (802) registraron el menor número.

Comunidad Valenciana (5.242), Andalucía (5.154) y Cataluña (4.561) registraron el mayor número de ejecuciones sobre viviendas, mientras País Vasco (97), Comunidad Foral de Navarra (173) e Islas Baleares (387) tuvieron los menores. Procesos iniciados

El número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros de la propiedad en el cuarto trimestre de 2018 fue de 15.666, lo que supone un 61,8% más que el trimestre anterior y un 23,4% más que en el mismo trimestre de 2017.

Entre las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria, 1.551 son habituales en propiedad (un 28,9% menos que en el mismo trimestre de 2017) y 586 no son residencia habitual de los propietarios (un 24,3% menos).

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentran el 45,8% del total de ejecuciones hipotecarias en el cuarto trimestre de 2018.El 9,9% del total de ejecuciones hipotecarias son viviendas habituales de personas físicas. El 32,2% corresponde a viviendas de personas jurídicas (un 42,6% superior al del cuarto trimestre de 2017) y el 3,7% a otras viviendas de personas físicas (un 24,3% inferior al del cuarto trimestre de 2017).

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) suponen el 41,6% del total.

El 19,7% de las ejecuciones hipotecarias en el cuarto trimestre son sobre viviendas nuevas y el 80,3% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas aumenta un 11,5% en tasa anual y el de usadas un 10,4%. 2005-2008, trienio negro

El 23,8% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el cuarto trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, el 12,8% a hipotecas constituidas en 2008 y el 10,0% a hipotecas de 2006.

Por tanto, el periodo 2005-2008 concentra el 51,5% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas este trimestre.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas de septiembre a diciembre de 2018 son Comunitat Valenciana (3.130), Andalucía (2.785) y Cataluña (2.556). Por su parte, País Vasco (45), Comunidad Foral de Navarra (120) e Islas Baleares (146) registran el menor número.

En el caso de viviendas, Comunidad Valenciana (1.696), Cataluña (1.300) y Andalucía (1.206) presentan el mayor número de ejecuciones. Y País Vasco (19), Principado de Asturias (80) e Islas Baleares (91) los menores.

Artículos relacionados