La ter­cera in­yec­ción de li­quidez tan sólo evi­tará con­di­ciones más duras en los prés­tamos

Los bancos se resignan a sobrevivir todo 2019 con los tipos oficiales a cero

La nueva es­tra­tegia del BCE apenas sor­prende al sector que ya des­car­taba la subida

Tipos de interés
Tipos de interés

Los tipos de in­terés ban­ca­rios no su­birán como muy pronto hasta fi­nales de año, como se de­duce tras el jarro de agua fría de la neuva es­tra­tegia anun­ciada por Mario Dragui para el BCE. Muchos bancos y ase­gu­ra­doras daban por hecho que la subida no se pro­du­ciría du­rante 2019 y ha­bían tra­zado sus pro­pias es­tra­te­gias co­mer­ciales para sor­tear un nuevo ejer­cicio con los tipos ofi­ciales a cero. El lan­za­miento de una ter­cera in­yec­ción de li­quidez ha po­dido tem­plar el jarro de agua, aunque se con­si­dera que no es tan ne­ce­saria y que sus efectos serán li­mi­ta­dos.

Si durante 2018 algunos responsables de los bancos españoles confiaban en una cierta normalización de la política monetaria por parte del Banco Central Europeo (BCE), a primeros de 2019, durante las respectivas presentaciones de los resultados anuales, la mayoría ya descartaba que se produjera una subida de los tipos de interés a lo largo de este ejercicio.

En un principio, el BCE había barajado que el incremento del precio oficial del dinero se produjera a mitad de este año, pero varios indicadores macroeconómicos y algunos análisis ya advertían de una ralentización de las economías de la zona. La subida de los tipos de interés se desvanecía casi por completo.

"El Consejo de Gobierno espera ahora que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales al menos hasta el final del 2019 y en todo caso durante el tiempo necesario para asegurar la continuación de la convergencia sostenida de la inflación hacia niveles inferiores, aunque próximos, al 2% a medio plazo", indicaba en un comunicado el propio Banco Central Europeo tras la reunión mantenida a finales de la semana pasada.

La decisión, aunque esperada en el sector, ha provocado un castigo bursátil a las entidades bancarias, sobre todo aquellas que basan buena parte de su negocio en la concesión de hipotecas o préstamos a empresas. Un claro ejemplo es Bankia, que ya había trazado su nuevo plan estratégico con la confianza en una normalización de la política monetaria por parte del BCE.

El propio presidente de la entidad en manos del Estado, José Ignacio Goirigolzarri, ya casi descartaba durante la presentación de los resultados anuales de Bankia que los tipos de interés pudieran repuntar ligeramente en torno a los meses de verano. Eso sí, Gorigolzarri se mostraba optimista respecto a su entidad aunque admitía que "2019 va a ser un año complejo para el sector".

Efectos limitados

Tras la amarga constatación de que los tipos de interés seguirán a cero durante todo este año, el BCE parecía dispuesto a endulzar el complejo horizonte hasta casi primeros de 2020 con el lanzamiento de una nueva inyección de liquidez (las conocidas por sus siglas en inglés como TLTRO-III y traducidas a lo castizo por los banqueros españoles como "las litronas").

Esas operaciones trimestrales de financiación a plazo más largo, con el objetivo de que el crédito bancario a empresas y familias fluya, se pondrán en marcha entre septiembre de 2019 y marzo de 2021. No obstante, algunos directivos de banca dudan de que ese efecto vaya a lograrse.

"A diferencia de las que se lanzaron en plena crisis, estas inyecciones no van a reactivar la financiación concedida por los bancos. Al menos en España y al margen de lo que pueda ocurrir en otros países europeos como Italia. En todo caso, servirán como un paliativo a que las condiciones de financiación no se endurezcan", considera uno de esos directivos desde el anonimato.

El propio BCE, en su comunicado antes citado, reconoce que la nueva línea de inyección de liquidez ofrecerá incentivos "para que las condiciones crediticias sigan siendo favorables", aunque el organismo presidido por Mario Draghi ya ha indicado que "se comunicarán más detalles sobre las condiciones precisas de las TLTRO-III más adelante".

Artículos relacionados