Monitor de Latinoamérica

El IE Business School an­ti­cipa un em­peo­ra­miento de la per­cep­ción de la re­gión

Las empresas españolas siguen en Latam pese a la crisis

El 76% prevé au­mentar su in­ver­sión allí en 2019 pese a las me­nores ex­pec­ta­tivas

inversion-latinoamerica1
Inversion en Latinoamérica.

Es mejor cuando pa­rece que es peor. A pesar de la de­bi­lidad eco­nó­mica ac­tual, de los cam­bios de rumbo po­lí­tico en al­gunas eco­no­mías y de las crisis que vive la re­gión (Venezuela, Nicaragua...), los países la­ti­noa­me­ri­canos si­guen siendo muy atrac­tivos para las em­presas es­pañolas que in­vierten en la zona desde los años 90 del siglo pa­sado y que han de­mos­trado con creces que su pre­sencia es una apuesta es­tra­té­gica a largo plazo, que además con­ti­nuará.

El 76% de las grandes firmas y el 68% de las pymes tienen previsto elevar sus inversiones en Latam en 2019, con Colombia, Brasil y México como mercados más atractivos y con mayor expectativa, según el ‘XII Panorama de la Inversión Española en Iberoamérica’ que elabora el IE Business School. Un 23% de las empresas mantendrá sus inversiones en Latam y sólo el 1% prevé disminuirlas.

Los pronunciados cambios políticos en las dos grandes economías, Brasil y México, con los triunfos electorales del derechista Jair Bolsonaro y del izquierdista AMLO, no han alterado sustancialmente la percepción de los inversores españoles, como tampoco la llegada al poder de Duque en Colombia. De hecho, las firmas prevén elevar su presencia en los 19 países analizados salvo en Argentina, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Cuba (se mantendrían) y en Venezuela (caerían). Centroamérica, que acaba de registrar la marcha de Telefónica, parece perder atractivo, con la excepción de Panamá.

Las economías mejor valoradas por las empresas españolas son Colombia, cuyo entorno macro para 2019 tiene una puntuación de 3,89 sobre 5, y Chile, con una valoración de 3,88. Tras ellos se ubican Panamá (3,68); Perú (3,66); Uruguay (3,51); México (3,46); Costa Rica (3,46%); Dominicana, Paraguay y Ecuador. Brasil es undécimo (2,74), por delante de Bolivia. Y Argentina (2,05%) y Venezuela (1,15%) se hallan en el furgón de cola. Los países donde más se prevé elevar la inversión son México, Brasil y Colombia, por ese orden, en una Latam en la que la presencia de empresas españolas sigue aumentando.

No obstante, y pese a la relevancia del hecho de que un 76% de las empresas piense aumentar su facturación en Latam, la cifra es un 9% inferior a la registrada en el informe de 2018 (85%). Es síntoma de que la importancia de Latam como destino inversor compite cada vez más con otros mercados como Asia, resto de Europa, EEUU y Canadá. De hecho, el informe señala que cada vez más empresas, especialmente las grandes, ven a medio plazo límites en el mercado iberoamericano. Pero, con todo, es destacable que el ánimo inversor español mantiene el pulso, a pesar de que las compañías detectan un alza de riesgos y un entorno más complejo para los negocios por la debilidad económica, la inestabilidad política y el riesgo cambiario en Argentina.

Para las 106 empresas que ha participado en la encuesta del informe, realizada en septiembre-diciembre de 2018, las grandes amenazas en el área son la inestabilidad política (24%, con un aumento del 12% y con especial incidencia en Venezuela, Nicaragua y Argentina); la desaceleración económica (22%, con un alza del 6% sobre 2018 y foco en México y Brasil); el riesgo cambiario (20%, con énfasis en Argentina); la inestabilidad jurídica (17%, focalizada en Venezuela); la inseguridad ciudadana (11%, en leve baja, y especialmente en México, Honduras, El Salvador y Nicaragua) y unas deficientes infraestructuras (7%, en descenso y con incidencia notable en Brasil, Costa Rica y Perú).

En cuanto a las principales ventajas y atractivos que las firmas encuentran a la hora de invertir en la región, se sitúan un año más los mercados internos (88%), junto a la ubicación geográfica (37%) y la competitividad (37%). Las compañías siguen viendo en Latam un mercado con ventajas competitivas, principalmente por el crecimiento de los mercados internos, motivado por el alza de la clase media en tamaño y poder adquisitivo, así como por las oportunidades de negocio que aún ofrece la región.

Por otro lado, el informe muestra que las compañías son menos optimistas que en 2018 sobre el impacto que tendrán los cambios económicos globales en la región. Un 45% cree que la influencia será positiva, un 38%, negativa y un 17% que no afectarán, cuando en 2018, el 64% pensaba que el entorno global sería beneficioso para Latam y sólo el 18% opinaba que sería desfavorable. “Las empresas ven como menos optimismo la región. Los riesgos económicos y políticos aumentan y sus negocios no parece que vayan a crecer tanto a medio plazo”, según el profesor de IE Business School Juan Carlos Lázaro.

En este menor optimismo influye el cambio del escenario global (apreciación del dólar; guerra comercial EEUU-China; crisis del peso; caída del precio del crudo y otras materias primas; incertidumbre tras las elecciones en Brasil y México; el ‘Brexit’, la incógnita del nuevo TLC norteamericano y una expansión económica regional débil, del 1,1% en 2018, lejos del 1,9% pronosticado. Y una situación que en 2019 mejorará, pero no sustancialmente (2%).

El 62% de las grandes empresas juzga que sus negocios en la región superarán a los que tienen en España a medio plazo, si bien este sentimiento ha descendido desde 2013 y, de hecho, el porcentaje baja seis puntos respecto a 2018. Las pymes son menos optimistas: sólo el 41% piensa así. En cuanto a la forma de invertir, el 55% de las empresas apostará por el crecimiento orgánico (4% menos que en 2018) y el 43% considera combinar ese crecimiento con adquisición de activos locales. Por otro lado, un 87% de las firmas opina que el pacto, aún en negociación, Mercosur-UE sería beneficioso. En cuanto a las ciudades más atractivas para ubicar operaciones centrales, la clasificación no sufre cambios respecto a 2018: Ciudad de México vuelve a ser, por quinto año, la metrópoli más votada, seguida por Miami y Bogotá.

Artículos relacionados