ANÁLISIS

El calentamiento global se acelera ante la pasividad de los políticos y Gobiernos

Alemania, que cerró sus cen­trales nu­clea­res, se plantea volver a ellas

Central nuclear de Almaraz.
Central nuclear de Almaraz.

El temor al ca­len­ta­miento glo­bal, con una subida de 2 grados con el efecto de inun­da­ciones y se­quías, está reuniendo a pro­ta­go­nistas cada vez más cua­li­fi­cados así como pro­puestas de so­lu­ciones más va­riadas y ori­gi­na­les. La ado­les­cente sueca Greta Thunberg es una nueva Juana de Arco de 16 años que está le­van­tando una cru­zada en la que ya están en­ro­lados el Fondo de Pensiones del es­tado de Nueva York así como el propio go­bierno de la República Federal de Alemania y en la costa ca­li­for­niana del Pacífico el Instituto Salk.

Exxon Mobil, la mayor compañía petrolera cotizada en bolsa, está tratando de defenderse de ese grupo de inversores, fondo neoyorquino, que le exigen un compromiso cuantificado sobre la reducción de sus emisiones de CO2. Exxon se ha dirigido a la autoridad financiera, la Security and Exchange Commission pidiendo su intervención para que deniegue a sus accionistas el derecho a votar sobre la frecuencia de sus emisiones contaminantes y en suma respete los acuerdos de París.

Exxon argumenta que está dispuesta y preparada para ayudar a los países firmantes del acuerdo parisino promoviendo la sustitución de carbón por gas en los generadores eléctricos e incluso de facilitar el suministro de un tipo de plásticos que aligere el peso de los automóviles reduciendo así sus efectos contaminantes. En última instancia Exxon argumenta que si los accionistas impusieran una reducción de su producción otras compañías rellenarían el hueco.

La República Federal de Alemania decidió cerrar las centrales nucleares por motivos de seguridad pero ahora se está planteando frenar el desarrollo de su más moderna y eficiente central eléctrica alimentada por carbón. Alemania proyecta cerrar las centrales de carbón en el 2038.

El propósito de toda esta campaña es reducir las emisiones de CO2 y ajustarse a los compromisos internacionales sobre el clima. La nueva central situada en la Cuenca de Ruhr, Datteln, ingresará en las listas de las condenadas. Pleitos y concentraciones esperan el desenlace pero las utilidades públicas nucleares y dependientes del carbón tienen marcada una fecha de cierre . En la dorada e indómita California, el Instituto Salk fundando por quien desarrollo la vacuna contra la poliomielitis, está desarrollando una Planta Ideal llamada a convertirse en un poderoso reciclador del CO2. Las plantas reaccionan a la luz y almacenan el dióxido de carbono en sus raíces, esto sucede durante la primavera pero a partir del otoño una gran parte de ese dióxido de carbono de devuelve a la atmosfera.

El Instituto Salk pretende incorporar sus hallazgos a las cosechas agrícolas, trigo, soja, maíz y algodón. Tierras cultivables a lo largo y ancho del planeta destinadas a almacenar en sus raíces ese dióxido de carbono. El mundo ha elevado sus temperaturas en un grado pero nadie ni nada le impide que alcancen dos grados centígrados más. Sin una estrategia global que acapare las cantidades de CO2 en la atmósfera y las almacene los efectos serán catastróficos para el medio ambiente.

¿Será posible que las plantas almacenen en sus raíces y disuelvan en la tierra el CO2 absorbido?

Una joven sueca de 16 años, Greta Thunberg está levantando una vigorosa cruzada contra el clima. Ya lo predicó en Davos recriminando por si inanición a los principales gestores del planeta. Greta padece un síndrome de asperger. Tuvo una fuerte depresión a sus 11 años pero ahora después de lanzarse a esta cruzada contra el medio ambiente, afirma que el síndrome de asperger fue un auténtico regalo.

Los científicos afirman que hemos llegado a un punto clave si antes de 11 años no se toman medidas que impidan el impacto irreversible del cambio climático. Greta, por su parte, afirma que si la gente no reacciona es porque desconoce lo que de verdad está ocurriendo. En Australia oriental, la granja Epping ha reducido su cabaña de ovinos de 7000 cabezas a la mitad y la de bovinos de 260 a 22. Unica causa, la sequia. ¿Estamos a salvo?.

Artículos relacionados