Monitor del Seguro

El año 2019 ha co­men­zado con la firma de va­rios acuerdos re­le­vantes

Nuevo impulso al canal de banca seguros

El punto fuerte de la banca es Vida, con casi el 70% de las primas de nueva pro­duc­ción

Antonio Huertas
Antonio Huertas, Mapfre.

Las alianzas entre bancos y com­pañías ase­gu­ra­doras han to­mado im­pulso de nuevo, y ca­minan hacia nuevos ob­je­ti­vos. Un par de mo­vi­mientos a prin­ci­pios de año son buena muestra de ello. Especialmente re­le­vante ha sido el acuerdo de Mapfre y Santander España, que tendrá vi­gencia hasta 2037, para dis­tri­buir en ex­clu­siva se­guros de Autos, Multirriesgo Comercio, Multirriesgo Pymes y se­guros de Responsabilidad Civil. Un hito en el sec­tor.

El acuerdo, anunciado el 21 de enero, se concretará en una nueva sociedad conjunta a la que Mapfre aportará 82,2 millones de euros por controlar el 50,01% del capital, mientras que la entidad financiera poseerá el 49,99% restante.

Hay que recordar que la aseguradora es socio preferente en bancaseguros de Bankia. Y Santander mantiene, además, su acuerdo con Aegon, con la que en julio del año pasado amplió su alianza. La ampliación incluyó los ramos de Vida Riesgo, Hogar y Salud. La aseguradora comentaba en ese momento que con un crecimiento medio anual de primas brutas emitidas del 12% en el periodo 2014-2017, “la alianza ha sido comercialmente satisfactoria”. Se estima que el nuevo acuerdo se traduzca en un incremento significativo de este avance.

Un día después del anuncio de Mapfre y Santander, Santalucía dio un paso más en su apuesta por el canal de bancaseguros como vía para diversificar su negocio y suscribió un convenio de cooperación comercial con la cooperativa de crédito Eurocaja Rural. La entidad financiera distribuirá los productos de la aseguradora a todos sus socios y clientes a través de su red comercial, que alcanza las casi 400 oficinas, distribuidas por Castilla La Mancha, Madrid, Ávila y las tres provincias de la Comunidad Valenciana.

Este par de movimientos en las pocas semanas que llevamos de año muestran el auge del canal bancario en la distribución de seguros, y es la continuación de una tendencia que ya se pudo apreciar en 2018, año en el que la actividad en este ámbito fue bastante intensa. Algunos ejemplos lo avalan.

A finales de año se conoció que BBVA está buscando un socio potente de bancaseguros de la mano de Bank of America, tanto en España como en el resto de países en los que la entidad trabaja. La operación alcanzaría entre 1.500 y 2.000 millones de euros, e incluiría la creación de una joint venture para trabajar en seguros generales en los diferentes mercados.

Este movimiento, todavía por concretar, estaría en la línea del protagonizado por varias entidades y aseguradoras a lo largo de 2018 en el ámbito internacional. Como la alianza global en bancaseguros, y en exclusiva, que anunciaron en junio ING y AXA en 6 países (Francia, Alemania, Italia, República Checa, Austria y Australia) para ofrecer productos y servicios aseguradores a través de una plataforma de seguros digital. O la que firmaron Grupo Allianz y UniCredit para la región de Europa del Este y Central (CEE).

De vuelta a España, se produjeron el pasado año varios movimientos en el ámbito de bancaseguros, la mayoría de ellos fueron ampliaciones de acuerdos previamente firmados, como el mencionado de Santander y Aegon. Además, en septiembre se anunció que Unicaja comercializará en exclusiva seguros de Caser para Pymes en sus oficinas de Unicaja Banco y EspañaDuero. Ambas entidades mantienen un acuerdo para la comercialización de seguros de Hogar desde 2013, convenio que se amplió en 2016 para incluir la venta de prácticamente todos los ramos de No Vida.

Un mes antes, en junio, Unicaja Banco amplió su acuerdo de bancaseguros con Santalucía para comercializar los seguros de Decesos de la aseguradora. Las relaciones entre estas dos firmas se iniciaron un año antes, cuando se convirtieron en socios estratégicos en seguros de Vida y Planes de Pensiones y pasaron a compartir al 50% de las sociedades Unicorp Vida y Caja España Vida.

En abril, Ibercaja reforzó su alianza estratégica con Caser mediante la venta de CAI Seguros Generales. El banco era ya propietario del 50% de CAI y adquirió a Reale la otra mitad para posteriormente vendérsela en su totalidad a Caser y potenciar su relación bancoaseguradora. De esta manera, la totalidad de las oficinas de Ibercaja distribuyen, en exclusiva, los seguros generales de Caser.

Los nuevos acuerdos y las ampliaciones de alianzas que se han producido en el mercado doméstico en 2018 y el primer mes de 2019 contribuirán a reforzar el negocio asegurador a través del canal bancario, un canal que empezó a flojear, en apariencia, en 2017 frente a la mediación tradicional. Según los datos de ICEA correspondientes a ese año, el volumen del negocio asegurador distribuido a través de las entidades financieras cayó un 4,75% hasta los 25.463 millones de euros, lo que supuso una reducción de la cuota de mercado del 42,53% de las primas al 40,16%.

Sin embargo, si lo que se analiza es la nueva producción, la hegemonía de la banca es indiscutible. Acaparan el 61,44%, por delante de la mediación tradicional (30,72%) y el resto de canales (7,83%). Su punto fuerte es sobre todo Vida, al intermediar el 69,25% de las primas.

El importante peso del canal bancario en el negocio asegurador no es algo exclusivo de España. Según un informe de Finaccord, el valor total de las primas suscritas por aseguradoras cautivas o joint ventures de los grupos bancarios líderes del mundo suman unos 450.000 millones de dólares (datos de 2016), tras analizar las operaciones de los 500 grupos bancarios retail mayores del mundo en más de 100 países.

Según estos datos, 160, el 32%, poseen una aseguradora cautiva en al menos una jurisdicción; 58, el 11,6%, controla una joint venture; y 32, el 6,4%, opera a través de ambas, una cautiva y una alianza en bancaseguros. Siete de los 10 mayores grupos de bancaseguros del mundo proceden de Europa, de los cuales 4 están en Francia.

Artículos relacionados