DESDE EL PARQUET

Deoleo recupera la atención inversora

Las ex­ce­lentes pers­pec­tivas de la ac­tual cam­paña del olivar es­pañol tanto en ca­lidad como en can­tidad y las pre­vi­siones de un re­gistro ré­cord en la ex­por­ta­ción de aceite pa­rece haber co­lo­cado de nuevo a Deoleo en el radar de los in­ver­so­res.

Se espera así una campaña muy positiva con una producción por encima del millón y medio de toneladas de aceite, lo cual supondría superar en casi un 25% las cifras de la campaña anterior. Noticias muy positivas que contrastan además con las pésimas previsiones llegadas de los principales países competidores como Italia.

La menor competencia apunta además a una campaña récord en exportaciones, ayudando a mantener un ligero incremento de los precios en origen, lo cual pone en valor la estrategia del nuevo equipo gestor de Deoleo de apostar abiertamente por un producto de calidad a un precio justo con márgenes suficientes para garantizar la supervivencia de la compañía.

El mercado, de momento, está respondiendo muy favorablemente con una subida anual de cerca del 50%. Pero lo cierto es que al grupo aceitero le queda aún mucho que demostrar tras tocar fondo en 0,056 euros por acción el año pasado como punto final, al menos así lo parece, a la tendencia bajista desarrolla desde 2014.

Un hundimiento justificado, por un lado, por la guerra de precios en EEUU, elevando sus p pérdidas entre enero y septiembre hasta los 64 millones de euros, y, por otro lado, a la onerosa ampliación de capital llevada a cabo entre octubre y noviembre del año pasado para captar 25 millones de euros. Importe destinado a la expansión a mercados internacionales con un alto potencial de crecimiento. Deoleo cuenta con una cuota del 10% del aceite de oliva a nivel mundial.

Operación que ha pesado sobre la cotización pero que ha servido para capitalizar a la compañía y puede ser muy interesante a medio y largo plazo si se confirma la mejora de las exportaciones. Tras dicha ampliación, su principal accionista CVC Capital Partners ha pasado a controlar el 56,4% del capital del grupo.

La mejora de la cotización de Deolero ha generado, paradójicamente, una cierta angustia entre los pequeños accionistas más antiguos del grupo ante la posibilidad de una opa de exclusión, aprovechando los bajos precios de la compañía justo cuando empieza a despuntar de nuevo tal y como está ocurriendo con otros valores del mercado continuo español.

Artículos relacionados