Deutsche Bank logra su primer beneficio en cuatro años al ganar 267 millones en 2018

Edificio de Deutsche-Bank
Edificio de Deutsche-Bank

Deutsche Bank, el mayor banco comercial de Alemania, obtuvo un beneficio neto atribuido de 267 millones de euros en 2018, registrando así su primer resultado anual positivo desde 2014, después de haber perdido 751 millones de euros en 2017, informó la entidad, que el año pasado recortó unos 6.000 puestos de trabajo en el marco de su plan de reducción de costes.

"El beneficio neto ni se aproxima a lo que queremos que sea, pero el resultado positivo es un signo de que estamos en el camino correcto", declaró el consejero delegado de la entidad, Christian Sewing, en la presentación de las cuentas de la entidad.

La cifra de negocio de Deutsche Bank registró una caída anual del 4,3%, situándose en 25.316 millones de euros, como consecuencia de las medidas estratégicas adoptadas por la entidad en un contexto de dificultades en los mercados financieros, particularmente en el último trimestre de 2018, además de las "noticias negativas específicamente relacionadas con Deutsche Bank", incluyendo el registro de sus oficinas centrales a finales de noviembre.

La entidad germana sobrepasó los objetivos de su programa de ajuste, rebajando sus costes ajustados a 22.800 millones de euros, un 5% menos que un año antes y por debajo de la meta de 23.000 millones fijada para el ejercicio, tras reducir su plantilla a 91.700 efectivos, frente a los 97.500 del final del ejercicio anterior.

"La gente dudaba de nuestra capacidad para reducir costes, pero hemos demostrado que se equivocaban, batiendo nuestro objetivo de 23.000 millones", apuntó Christian Sewing, quien defendió el ajuste de plantilla realizado para "poner a Deutsche Bank en la senda de una rentabilidad sostenible".

Asimismo, Deutsche Bank anunció que ha logrado resolver completa o parcialmente 19 de los 20 casos judiciales más significativos a los que se enfrentaba, reduciendo sus provisiones frente a litigios legales a 1.200 millones de euros, frente a los 2.000 millones del ejercicio anterior.

Por otro lado, el banco alemán despidió 2018 con una ratio de capital de máxima calidad CET1 del 13,6%, seis décimas por encima del objetivo marcado por la entidad, a pesar de la caída registrada en el cuarto trimestre tras asignar más capital a las divisiones de negocio, lo que provocó un incremento de los activos ponderados de riesgo.

Sewing ha asegurado que el banco "está muy orgulloso de sus franquicias, particularmente de las de España, Italia y Bélgica". Según añadió el primer ejecutivo con respecto al crecimiento de sus actividades internacionales de banca de particulares, la entidad "se enfocará en sus franquicias en España, Italia y Bélgica, donde es fuerte y relevante".

Entre octubre y diciembre, Deutsche Bank registró pérdidas de 425 millones de euros, reduciendo en un 82% los 'números rojos' de 2.425 millones del mismo periodo de 2017, mientras que su cifra de negocio retrocedió un 2,4%, hasta 5.575 millones de euros.

Artículos relacionados