Torres, Álvarez, Gortázar, Oliu y Dancausa son los naipes más altos

La banca juega un repóker de primeros ejecutivos pendientes de reelección

Una vein­tena de con­se­jeros se so­meten a sus ac­cio­nistas du­rante las pró­ximas juntas

Guerrero y Dancausa en la junta de accionistas.
Guerrero y Dancausa en renovación.

Los dos pró­ximos meses ya están pla­gados con las con­vo­ca­to­rias de las juntas de ac­cio­nistas de los prin­ci­pales ban­cos. Al margen de al­gunos asuntos que pueden ser más que tur­bu­lentos en de­ter­mi­nados ca­sos, cinco prin­ci­pales eje­cu­tivos afrontan su re­elec­ción y los po­si­bles re­pro­ches de al­gunos in­ver­so­res. Desde el pre­si­dente del BBVA Carlos Torres, hasta la con­se­jera de­le­gada de Bankinter, María Dolores Dancausa, se en­cuen­tran en esa si­tua­ción, así como una vein­tena larga de con­se­je­ros.

Aquellos que pretendan abstraerse de la campaña electoral ante las generales del 28 de abril, bien pueden buscar refugio durante marzo y abril en las respectivas juntas de accionistas que si bien no son un espectáculo muy atractivo pero que en el caso de este año sí viene repleto de reelecciones de los principales ejecutivos de cinco entidades.

El verdadero plato fuerte es el que está fijado en primer lugar en el calendario. El 15 de marzo los accionistas del BBVA están convocados en Bilbao para, entre otras cuestiones, aprobar la reelección de Carlos Torres, el actual presidente, y la ratificación como consejero delegado de Onur Genç.

En otras circunstancias más calmadas, el visto bueno a los dos principales ejecutivos estaría garantizado sin estridencia alguna. En cambio, el escándalo por los espionajes encargados por el presidente de honor, Francisco González (FG), marcará el encuentro y la figura tanto del actual presidente como del consejero delegado.

Carlos Torres tendrá que encajar más que reproches por las investigación abierta sobre el caso FG-Villarejo y por haber sido el último consejero delegado del más que cuestionado presidente de honor. El turco Onur Genç es posible que se vea cuestionado por algunos accionistas al ser el primer consejero delegado extranjero del grupo.

Mucho más calmada se presenta la junta de accionistas que Bankinter celebre el 21 de marzo. Su consejera delegada, María Dolores Dancausa, se somete a la reelección junto a tres consejeros independientes del banco. Si se cumple el guión de las última juntas, ningún accionista formulará preguntas a la cúpula de la entidad.

Bankia también asume casi como una balsa de aceite el encuentro con sus accionistas previsto el 22 de marzo en Valencia. Tan sólo la consejera Laura González Molero se somete a la ratificación en el cargo. Lejos quedan ya aquellas juntas en las que el presidente José Ignacio Goirigolzarri tenía que soportar todo tipo de reproches incluso de algún accionista que se quedaba en paños menores.

El presidente del Sabadell, José Oliu, deberá ser reelegido como consejero en la junta que celebrará en Alicante a finales de marzo. Pese al desplome del beneficio en 2018 por la transición tecnológica del británico TSB, ni Oliu ni su consejero delegado, Jaime Guardiola, deberían sufrir mayores complicaciones.

Citas de abril

Las juntas convocadas para abril, casi en vísperas ya de las elecciones generales y de las vacaciones de Semana Santa, sí prometen más emociones y novedades. CaixaBank celebrará la suya el 5 de abril en Valencia y entre otras cuestiones se prevé la reelección de Gonzalo Gortázar, el consejero delegado del grupo.

Además, CaixaBank añadirá una nueva consejera significativa, como la exministra de Ciencia Cristina Garmendia. La cuestión es cómo llegue la cúpula del grupo a la cita tras unas más que tensas negociaciones con los sindicatos por el ERE que prevé la salida de más de 2.000 empleados.

La presidenta del Santander, Ana Botín, llegará al 12 de abril con el nuevo plan estratégico presentado en Londres. Su consejero delegado, José Antonio Álvarez, tendrá que someter su cargo a reelección mientras que se ratificará el nombramiento del portugués Henrique Castor como nuevo consejero para cubrir el hueco vacante tras la salida de Juan Miguel Villar Mir a primeros de año.

Además de la reelección de consejeros como Javier Botín, Ramiro Mato, Belén Romana o Bruce Carnegie-Brown (consejero coordinador y vicepresidente primero), la incógnita a resolver es si el histórico Rodrigo Echenique seguirá como presidente de Santander España o, en caso contrario, quién sería su sustituto.

Artículos relacionados