Ponen suelos a la re­tri­bu­ción y es­ta­blecen ho­ri­zontes tem­po­rales cada vez más am­plios

Las eléctricas dan visibilidad al dividendo y se refuerzan como refugio en bolsa

El sector sube en 2019 li­ge­ra­mente por de­bajo del Ibex 35 y con­serva po­ten­cial al­cista

torres
Eléctricas.

"Los bancos acaban de re­botar un 5% en bolsa y el Ibex ha pa­rado las má­quinas en las puertas de los 9.200 pun­tos. Nadie puede que­jarse de cómo están siendo estos dos pri­meros meses del año, que están dando buenas opor­tu­ni­dades para cargar el zu­rrón. Pero ob­je­ti­va­mente no veo mu­chos ca­ta­li­za­dores para que las ac­ciones sigan su­biendo mucho más. Ha lle­gado la hora de apostar por los va­lores de­fen­si­vos", ase­gura un gran gestor na­cio­nal.

En este escenario, las 'utilities' españolas han emergido con unas políticas de retribución a los accionistas que llevan casi al extremo las líneas maestras de los últimos cuatro años: visibilidad absoluta del dividendo tanto en los importes en efectivo como en los horizontes temporales, que son cada vez más amplios. Y ya se sabe que nada agradece más el inversor conservador que la previsibilidad. En este punto, las eléctricas se han puesto a la cabeza del mercado.

Tras marcar máximos del año la semana pasada en las inmediaciones de los 7,50 euros por acción, Iberdrola está ahora en plena digestión de las ganancias mientras los analistas revisan la compañia tras la actualización del plan estratégico del grupo presentado este martes en Londres por Ignacio Sánchez Galán. Como el mercado esperaba, la compañía ha elevado sus previsiones de beneficios y de dividendos hasta el final del camino que representa el año 2022.

El dividendo ha sido una de las grandes estrellas de un encuentro con los analistas que deja la cifra mágica de 0,4 euros por acción. Una cifra de sobra conocida para la comunidad invesora, porque era la aspiración de Iberdrola hace un año. Ahora, se convierte en una cifra de mínimos. Es decir, del punto partida, de una cantidad asegurada de 0,40 euros en 2022 que supone que durante todo un lustro la rentabilidad por dividendo del grupo superará el 5%.

"La competencia en términos de dividendo no es ya contra el resto de sectores cotizados, que van por detrás en términos de transparencia y visibilidad. Las eléctricas están compitiendo entre ellas con reglas del juego cada vez más claras y ambiciosas. No están usando horquillas de 'pay out', como los bancos, sino que ponen encima de la mesa cantidades de euros contantes y sonantes", señalan en un gran 'broker' nacional donde destacan el interés creciente de los grandes fondos internacionales por las 'utilities' nacionales.

Por ejemplo, Naturgy va a repartir casi 6.000 millones de euros hasta 2002, mientras que hasta el mismo año los accionistas de Red Eléctrica se garantizan un mínimo de 2.200 millones de euros, según el plan estratégico presentado el pasado 19 de febrero. La compañía se ha comprometido a pagar al menos 1 euro por acción anual hasta entonces. En el caso de Endesa, el reparto será de algo más de 4.500 millones de euros hasta 2021, cuando repartirá entre sus accionistas el 80% de sus beneficios.

Con estas credenciales, el sector está cumplimentado unos buenos dos primeros meses del año en bolsa, con subidas que salvo en el caso de Endesa, que sube algo más que la media, se sitúan en línea o ligeramente por debajo del 7% que avanza el Ibex 35 en 2019. "Aunque algunos han subido mucho en los últimos meses, todavía hay potencial de subida para estos valores, que en caso de una corrección generalizada harán valer su condición de valor refugio", señalan fuentes bursátiles.

Además, la retribución al accionista de estas compañías se complementa con las millonarias recompras de acciones anunciadas por varias de ellas. Un cóctel atractivo para muchos inversores que con los tipos de interés en el 0% en la zona euro buscan empresas poco expuestas los vaivenes del precio del dinero y con un historial probado de crecimiento del dividendo incluso en escenarios muy duros. Naturgy, Enagás o Red Eléctrica son buenos ejemplos.

Artículos relacionados