LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa busca referencias clave

Los buenos re­sul­tados em­pre­sa­ria­les, es­pe­cial­mente en España con Iberdrola y Telefónica a la ca­beza, han re­la­jado las ten­siones pro­vo­cadas por la cre­ciente preo­cu­pa­ción a una po­sible des­ace­le­ra­ción mun­dial ante los ti­bios in­di­ca­dores in­ter­na­cio­na­les. Los in­ver­sores han apro­ve­chado así para se­guir to­mando po­si­cio­nes, aunque no sin poca pru­den­cia.

La semana pasada se saldó con un alza acumulada del 0,9% en el Ibex 35 en línea con el resto de los mercados vecinos. El selectivo se ha colocado así en zona de máximos anuales al superar los 9.200 puntos por escaso margen. El mayor empuje, sin embargo, fue para las bolsas chinas que vivieron su mejor semana en más de tres años.

Aunque los indicadores macro publicados recientemente muestran síntomas de debilidad en las principales economías, las casas de análisis no creen que sea suficiente para creer que eso pueda suponer el regreso de una etapa recesiva. Todo dependerá en buena medida de cómo se aborde finalmente la salida del Reino Unido de la Unión Europea y, sobre todo, de las negociaciones comerciales entre China y EEUU.

Ambas potencias están obligadas a entenderse y tarde o temprano acabarán acercando posturas. Y no es imaginable un nuevo acuerdo peor al anterior. Por tanto, la inestabilidad actual del mercado procede de la incertidumbre y no parece lógico vender por ese único motivo cuando los interrogantes se acabarán despejando.

De este modo, es previsible un mercado sin rumbo durante un tiempo a la espera del deseado pacto comercial; pero, a la larga, los mercados deben rebotar, pues las cotizaciones están muy por debajo, especialmente en Europa, teniendo en cuenta la fortaleza empresarial tal y como viene reflejando esta temporada de resultados que está llegando ya a su fin.

Mientras tanto, el selectivo español debe afrontar otro tipo de problemas como la inestabilidad política. En puertas hay varias elecciones y los inversores temen que en vez de aclararse el panorama se pueda enturbiar aún mucho más el horizonte ante la fuerte disgregación del voto. De ello dependerá además la forma de abordar la cuestión catalana, uno de los principales lastres de nuestro mercado en los últimos tiempos.

En este contexto, la superación de la referencia de los 9.400 puntos de Ibex se antoja bastante compleja en el corto plazo. Ese nivel técnico y sicológico marca la frontera entre seguir imbuidos en una tediosa tendencia latera bajista o recuperar la tendencia alcista perdida a mediados de 2017.

Calendario semanal de Bolsa

Lo mercados financieros internacionales van a despedir esta última semana de febrero con importantes datos de actividad y confianza que a buen seguro determinarán la evolución a corto plazo de la renta variable.

Este lunes, sin embargo, la única referencia importante para los inversores serán los inventarios al por mayor en EEUU.

En la sesión del martes, los inversores deberán estar pendientes de los índices de confianza consumidora que se publicarán tanto en Alemania como en EEUU, país de donde también llegarán las ventas de casas nuevas.

Más cargada de citas importantes llegará aún la agenda financiera internacional del miércoles. En Alemania se darán a conocer las ventas minoristas, que toman relevancia después de los tibios datos de crecimiento mostrados por el país. En la zona euro, por su parte, se publicarán las cifras de sentimiento económico, clima empresarial y confianza consumidora, además del agregado monetario M3, dinero en manos del público, principal herramienta del BCE para medir las presiones inflacionistas.

En EEUU se esperan el índice hipotecario MBA, los pedidos de bienes duraderos, los pedidos a fábrica y las casas pendientes de venta.

También será bastante intensa la sesión del jueves. A primera hora, desde Asia llegarán los datos de producción industrial de Japón y de actividad PMI en China, así como la confianza del consumidor en el Reino Unido. Más tarde se irán publicando los datos de inflación (IPC) en los países europeos entre los que se encuentran Alemania y España. En nuestro país se publicará también la balanza por cuenta corriente de diciembre. Al otro lado del Atlántico se darán a conocer el PIB del cuarto trimestre, y el Chicago PMI.

El viernes, última sesión de la semana y primera del mes de marzo, los inventores no se podrán relajar en exceso ante la batería de datos de actividad PMI que se publicarán entre los que destacan los de China, Alemania y la zona euro. En Japón y la zona euros publicarán sus respectivas tasas de paro del mes de enero. Desde Bruselas también llegará el dato de inflación. Por su parte, en EEUU se dará a conocer los ingresos y gastos personales, los gatos de construcción, el ISM manufacturero, así como la encuesta de confianza consumidora que elabora la Universidad de Michigan.

A lo largo de la semana se publicarán además una infinidad de resultados empresariales. Entre los valores del Ibex 35 lo harán Técnicas Reunidas este mismo lunes, Grupo Ence y Endesa el martes. El miércoles será el turno para Amadeus, Red Eléctrica, Merlín Properties y Meliá Hotels. El jueves presentarán sus cuentas ACS, Acerinox, CIE Automotive, Grifols, IAG, Mediaset, Repsol y Viscofán. El viernes, primero de marzo, lo hará Colonial.

Artículos relacionados