DESDE EL PARQUET

Amrest, cien días de gracia

Amrest cumple 100 días en el mer­cado con­ti­nuo. Un pe­ríodo de adap­ta­ción que ha su­pe­rado con un ba­lance bas­tante irre­gu­lar, sin pena ni glo­ria. El valor ha lle­gado a re­gis­trar un má­ximo de 10,7 euros y un mí­nimo de 8,11 eu­ros, pero en realidad apenas se ha mo­vido li­ge­ra­mente por en­cima del precio de 8,7 euros por ac­ción con el que de­butó el pa­sado mes de no­viem­bre.

Un paso tomado tras mudar su sede de Polonia a Madrid en 2018 debido a su creciente posición en España, mercado que supone cerca del 38% de su Ebitda total y en el que posee marcas tan reconocidas como La Tagliatella y donde recientemente ha comprado otros restaurantes especializados como Sushi Shop o Bacoa, así como el 10% de Glovo.

No es de extrañar que España se ha haya convertido en el punto de partida del grupo para intentar conquistar el resto de Europa, aunque ya una amplia presencia en el resto del Viejo Continente con una red de franquicias con marcas como KFC, Burger King, Pizza Hut o Starbucks.

En este sentido, los expertos consideran que la irregular evolución de su cotización se debe, más que a las dudas sobre la solidez de su negocio, a los exigentes niveles con los que cotiza -con un PER que estaría rondando las 50 veces, según Bloomberg- frente a sus comparables con una relación precio beneficio mucho más ajustada. Para normalizar esta situación, señalan, deberá mantener un crecimiento constante y firme de los beneficios en los próximos ejercicios.

Algo que preocupa en el mercado pues la incertidumbre económica actual no juega a favor de empresas cíclicas como Amrest. Su ratio de apalancamiento se sitúa en niveles normales con una deuda neta frente a Ebitda de 2,3 veces, pero conviene vigilarla ante la propensión del grupo a seguir creciendo vía adquisiciones.

Con todas estas cifras en la mano, los expertos no esperan grandes cambios en la cotización del grupo en los próximos meses, salvo algunos movimientos puntuales fruto de su estrechez pues la media diaria de negociación ni siquiera alcanza las 1.000 acciones.

Artículos relacionados