Las empresas del Ibex ganaron un 16,2% más pero pagaron un 11% menos por Impuesto de Sociedades

ibex
Ibex 35

Los beneficios de las empresas del Ibex 35 aumentaron un 16,2% en 2017, al mismo tiempo que su aportación al Estado mediante el pago del Impuesto de Sociedades se redujo en un 11%, según el informe de Oxfam Intermón 'Reparto desigual. Cómo distribuyen valor las empresas del Ibex 35'.

Para la ONG, estos datos "dejan en entredicho" el compromiso para reducir la desigualdad de muchas empresas y "cuestiona" el diseño de este impuesto, al priorizar la ganancia de competitividad aumentando su márgenes de beneficios "a costa de ajustes de salarios y una menor contribución fiscal".

A pesar de que el informe admite que las grandes empresas españolas "están dando pasos para mejorar en materia de transparencia fiscal", ya que redujeron su presencia en paraísos fiscales en un 14% en 2017, todavía mantuvieron 858 de sus filiales en estos territorios.

Gran parte de estas filiales pertenecen a Banco Santander (207), ACS (109) y Repsol (81), mientras que otras como Bankia, Aena, Colonial o Merlin Properties no mantienen ninguna empresa en paraísos fiscales.

"Celebramos que haya empresas que estén dando pasos para salir de los paraísos fiscales, pero es necesario que otras tomen ejemplo y acaben con esta práctica que deja una huella negativa en la reducción de la desigualdad y la pobreza que aspiramos a borrar definitivamente", afirma el director general de Oxfam Intermón, José María Vera.

DESCIENDEN LOS SALARIOS En cuanto a la relación de los beneficios de las empresas con los salarios que pagan a sus trabajadores, la ONG destaca que "ha evolucionado de forma muy desigual", ya que, en los últimos diez años, los salarios medios pagados a sus empleados disminuyeron un 4,2%.

Por el contrario, y de forma paralela al incremento de los beneficios de las grandes empresas, un primer ejecutivo de una compañía del Ibex 35 gana 132 veces el sueldo medio de la empresa y 301 veces el sueldo más bajo, lo que significa que la remuneración media de los altos cargos creciera en un 8% en el mismo periodo de tiempo.

LA IGUALDAD, DENTRO DE 830 AÑOS Respecto a la brecha salarial entre mujeres y hombres, las compañías todavía no aportan los suficientes datos, aunque sí hacen públicas la proporción de mujeres y hombres en diferentes niveles profesionales.

Así, en 2017 solo había un 23% de mujeres en los consejos de administración, es decir, 105 de un total de 447 consejeros, una proporción que desciende al 21,8% si se tiene en cuenta la presencia de mujeres en la alta dirección.

"Al ritmo al que se han ido incorporando mujeres a puestos directivos en las empresas del Ibex desde 2010, no habrá paridad en cargos ejecutivos de estas empresas hasta dentro de 830 años" señala Vera.

IMPACTO EN LAS POLÍTICAS PÚBLICAS Con todos estos datos, la organización considera "urgente" que las compañías del Ibex adopten medidas que contribuyan a un nuevo modelo económico que responda a los intereses de la mayoría de la población. De hecho, según sus cálculos, con el 11% menos que aportaron en 2017 --respecto a 2016--, se podría haber duplicado el número de hogares sin ningún tipo de ingreso que acceden a una renta mínima de inserción.

El último proyecto de Presupuestos presentado por el Gobierno al Congreso para su tramitación, que una mayoría de la oposición tumbó recientemente, incluía un tipo mínimo del 15% sobre la base imponible para grandes empresas con el que se preveían unos ingresos extra de unos 1.500 millones de euros, una medida que finalmente ha quedado en el limbo a la espera de la formación de un nuevo Gobierno tras las elecciones del 28-A.

En este contexto, el Impuesto de Sociedades recauda un 48% menos que hace diez años, lo que supone 20.000 millones menos para las arcas públicas, a pesar de que los beneficios empresariales han crecido un 25% en ese mismo período, lo que para la ONG supone "un impacto directo en la financiación de servicios y políticas públicas como sanidad y educación".

Por todo ello, Oxfam Intermón pide a los partidos políticos que sus programas electorales "prioricen la reducción de la desigualdad". "Es imprescindible una reforma del sistema fiscal para acabar con el fraude, la evasión y la elusión fiscal, que garantice que las grandes empresas y las personas más ricas paguen lo que les corresponda y, entre otras medidas, adopte una lista negra de paraísos fiscales realmente exigente", concluye el informe.

Artículos relacionados