Ha ela­bo­rado di­versos planes de con­tin­gencia ante la “incertidumbre” del Brexit

Pallete, abierto a nuevas desinversiones en Telefónica pero no si destruyen valor

Descarta ahora vender O2 porque se ha con­ver­tido en un ac­tivo “muy im­por­tante”

Álvarez-Pallete (Telefónica)
Álvarez-Pallete (Telefónica)

El pre­si­dente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, lanzó este jueves tres men­sajes en la pre­sen­ta­ción de re­sul­tados del 2018. Primero, en tres años la com­pañía ha re­du­cido deuda en la misma cifra que se va­lo­raba la fi­lial de Reino Unido -unos 12.000 mi­llones de eu­ros-. Segundo, existe una di­so­cia­ción entre el valor de la te­leco en Bolsa y el valor de sus ac­tivos y su car­tera. Y ter­cero, la em­presa está abierta a nuevas des­in­ver­siones como las rea­li­zadas re­cien­te­mente en Centroamérica, pero no sin des­truyen va­lor.

Pallete dibujó un panorama de Telefónica muy positivo en cuanto a cifras de resultados se refiere, ya que la empresa ganó hasta 3.331 millones de euros (+6,4%), ha logrado reducir deuda en 12.000 millones desde junio de 2016 y el negocio en España sigue creciendo. “Da gusto verla crecer”, señaló refiriéndose al negocio español. En cambio, la compañía no tira en Bolsa, pese a que, en su opinión, ofrece un alto dividendo de 0,40 euros por acción.

El máximo ejecutivo de la compañía dijo en la rueda de prensa que, tal y como llevan diciendo en los últimos tres años, no se basan solo en la reducción de deuda para desinvertir, sino que se aseguran de que este tipo de operaciones tengan un “sentido financiero” para la empresa. “No vamos a destruir valor desinvirtiendo”, recalcó.

Telefónica acaba de vender a Millicom International Cellular tres de sus filiales en Centroamérica (Costa Rica, Panamá y Nicaragua) por un global de 1.455 millones de euros. Esta operación se añade a la que cerró en enero pasado tras desprenderse de las filiales de Guatemala y El Salvador, con lo que la teleco ha completado la venta de sus operaciones en Centroamérica por un importe de 2.025 millones.

Posibles nuevas desinversiones

Pallete no descarta que en un futuro pueda haber más desinversiones de activos. En este sentido, ha señalado que, sin duda, habrá más propuestas de optimización de sus carteras y más crecimiento en función del retorno de capital.

México puede ser una de las filiales candidatas, ya que, según admitió, no están contentos con la marcha del negocio. “Hemos lanzado un plan estratégico para mejorar orgánicamente, pero si en ese camino surgen ofertas las contemplaremos”, comentó, recalcando a la vez que “no estamos satisfechos”.

La situación de Venezuela no preocupa especialmente a la compañía pues no tiene un elevado riesgo, ya que sus ingresos representan solo el 0,02% del total del grupo. Pallete sí reconoció, en cambio, que han vivido momentos duros en el país pues tienen 9 millones de clientes. “Estamos concentrados en dar servicio”, apuntó.

La filial O2 no está en venta

Respecto a la filial británica O2, ha subrayado que la misma se ha convertido en un activo “muy importante” para el grupo, por lo que ahora mismo no sienten la necesidad de venderla, ya que es una pieza relevante y ahora mismo “no necesitamos un proceso de desapalancamiento para reducir deuda”.

Sobre la posibilidad de una hipotética salida a Bolsa de O2, aseguró que esta opción esta ahora mismo descartada por la propia situación del Brexit y no se da un entorno favorable en los mercados. Tampoco existe un porcentaje del que se estuviera hablando.

Planes de contingencia ante el Brexit

Telefónica tiene preparados diversos planes de contingencia ante la incertidumbre que genera el Brexit para la compañía y de cómo se desarrollará la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El consejero delegado, Ángel Vilá, apuntó que todavía es incierto de cuál va a ser el resultado por lo que hay que estar preparados para cualquier escenario posible.

Una de las incógnitas es si va a afectar el roaming a los clientes. Vilá ha precisado que, de momento, Reino Unido está aplicando la normativa europea y no se sabe aún hasta qué punto va a trasponer las directivas comunitarias en materia de telecomunicaciones. “Hoy por hoy no está claro qué formato de Brexit vamos a tener, pero vemos ya cómo algunos operadores quieren cobrar elevadas tasas de roaming a los británicos”.

La directora financiera, Laura Abasolo, dijo, por su parte, que la empresa está cubierta con deuda ante una posible devaluación de la libra y ha destacado que, desde el punto de vista operativo, la compañía está funcionando “razonablemente” bien, con un importante crecimiento de los ingresos”.

El consejero delegado no se mostró especialmente preocupado ante un hipotético aumento de la competencia con la entrada de Euskaltel como quinto operador. Básicamente porque, según dijo, hay mucha especulación sobre este tema.

Artículos relacionados