DESDE EL PARQUET

La banca quiere más transparencia

La Asociación Española de Banca (AEB) con­si­dera que el sector ne­ce­sita una mayor cla­ridad en ma­teria de re­gu­la­ción, es­pe­cial­mente desde las au­to­ri­dades eu­ro­peas y dotar de cer­ti­dumbre legal para evitar cir­cuns­tan­cias anó­ma­las.

Se trata así de enfrentar los dos grandes retos actuales, la imagen y la rentabilidad.

Al respecto, José Luis Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca ha señalado que las entidades bancarias españolas aún no se han recuperado del daño a su imagen durante los años de la crisis, a pesar de que han conseguido posicionarse como unos de los actores más eficientes del sistema europeo y han hecho un enorme esfuerzo para sanear sus balances. Algo que no se ha sabido comunicar eficientemente a la sociedad.

En este objetivo de reconstituir su imagen, las entidades siguen trabajando en mejorar las relaciones con sus clientes, especialmente a través de la banca digital para cual no hay una regulación europea suficientemente clara. "Cabe preguntarse”, apunta Roldán, “si el poco ágil sistema de la UE está preparado para dar respuesta a este mundo tan dinámico y cambiante que es el digital". Todo un reto en un escenario prolongado de tipos bajos en el que las entidades deberán seguir buscando fórmula para mantener el crecimiento y la rentabilidad.

El presidente de la AEB también ha reclamado una mayor certidumbre legal para operaciones como la llevada cabo por Banco Santander, que adquirió Banco Popular cuando se encontraba en situación de resolución y que ahora podría tener que responder legalmente por prácticas llevadas a cabo por la entidad absorbida antes de la operación.

"Si no hay certidumbre sobre los costes de la operación, nadie se va a querer hacer cargo de una entidad en resolución y eso es una desgracia", según Roldán, quien indicó que toda Europa está mirando cómo se resuelve esta situación. "Yo espero que sea el modelo para Europa, pero dependerá de que seamos capaces de dotar esa certidumbre legal para momentos tan delicados".

En cuanto al posible establecimiento en España de un impuesto a las transacciones financieras, incluido en el borrador de los Presupuestos Generales del Estado para 2019 rechazado por el Congreso de los Diputados, el presidente de la AEB ha pedido que en caso de volver a tramitarse se haga de forma coordinada con el resto de miembros de la UE.

El mercado, sin embargo, ha recogido con cierta frialdad estas palabras, pues si bien reflejan buenas intenciones no hay expectativas de cambios que puedan suponer mejoras significativas en el sector de momento.

Artículos relacionados