DESDE EL PARQUET

Lingotes, una joya por pulir

El sector au­to­mo­vi­lís­tico no está bien, en pleno cambio de ciclo y en medio de la ac­tual in­cer­ti­dumbre co­mer­cial. Aun así, los ana­listas en­cuen­tran muy buenas opor­tu­ni­dades de compra en el sector de com­po­nentes de au­to­mó­vi­les, ex­ce­si­va­mente cas­ti­gado en los úl­timos meses del pa­sado ejer­ci­cio, siempre y cuando se sea es­pe­cial­mente se­lec­tivo.

Dentro del grupo hay verdaderas joyas, con un modelo de negocio funcional y bien diversificado capaces de generar caja de forma recurrente y un alto retorno sobre el capital y que cotizan a un precio excepcionalmente bajo tras la sobreventa vivida en la recta final del pasado ejercicio.

Este sería el caso de Lingotes Especiales. Aunque la compañía acumula un rebote de más del 30% en las primeras semanas del año su cotización se encuentra todavía muy lejos de su mejor nivel. De hecho, a juicio de los operadores cuenta con un importante recorrido al alza para recuperar, en un primer paso, los niveles medios alcanzados el pasado ejercicio cuando empezó a recoger los frutos de sus nuevos productos de valor añadido implementados con la renovación de sus plantas de producción.

El fabricante de piezas de hierro para el sector automovilístico es ahora uno de los líderes en su campo y a poco que el sector automovilístico empiece a remontar el vuelo volverá a recuperar su máximo esplendor marcado por los máximos a cerca de 23 euros por acción registrados en mayo de 2017.

Una vez se asiente sobre los niveles actuales, en torno a los 14,5 euros por acción, cabe esperar, señalan los expertos técnicos, una subida adicional de al menos otros dos euros, lo cual supone no solo un potencial de revalorización a corto plazo de cerca de un 15% sino retomar definitivamente la tendencia alcista perdida hace dos años.

A partir de ahí, su principal objetivo estaría en superar el nivel próximo a los 18 euros, punto donde encuentra una gran resistencia y nivel clave también en la apertura de su última fase bajista. Pero eso será en un horizonte mucho más a largo plazo, aunque los inversores más pacientes se pueden conformar entre tanto con su alta rentabilidad por dividendo del 4,85%.

Artículos relacionados