DESDE EL PARQUET

Naturgy, fuertes sentimientos

En el mer­cado existen fuertes sen­ti­mientos res­pecto al po­ten­cial de Naturgy a corto y medio plazo. El grupo ener­gé­tico fue uno de los grandes des­ta­cados del Ibex 35 con un avance del 20% en un 2018 desas­troso para la gran ma­yoría de los va­lores del se­lec­tivo. Todo ello gra­cias a unos re­sul­tados ex­ce­lentes mar­cados por el cre­ci­miento ope­ra­tivo, un menor coste fi­nan­ciero y la re­duc­ción de deuda por des­in­ver­sio­nes.

La división de Gas y Electricidad sigue mostrando una significativa recuperación y los negocios regulados de infraestructuras le han proporcionado suficiente estabilidad para permitirle un avance del 12% en Ebitda recurrente a pesar del impacto desfavorable en tipo de cambio.

Las previsiones para este ejercicio no podrían ser mejores con unas perspectivas de crecimiento del 8% del Ebitda recurrente y de más de un 13% del beneficio por acción. Con una rentabilidad por dividendo cercana al 6% y con compras adicionales de autocartera destinadas a mejorar aún más el cuidado al accionista.

Pese a su excelente rendimiento de su cuenta de resultados, los operadores empiezan a observar algunos síntomas de agotamiento en la espectacular fase alcista desarrollada por Naturgy desde 2012. Su cotización ha marcado en estos días máximos absolutos tras superar con cierta holgura los 24 euros por acción y ya acumula un alza del 8% en lo que va de año.

Un precio que se mueve ya muy cerca e incluso por encima, en algunos casos, de los precios objetivos fijados por los analistas. Los más optimistas se mueven en una franja de estimación en torno a los 25,6 euros por acción, lo cual apenas supondría un potencial alcista del 5% respecto a su actual precio de mercado.

Las estimaciones medias, sin embargo, son más conservadoras y se sitúan en torno a los 22 euros por título. Eso refleja que el valor se encuentra en niveles muy exigentes de cotización para su capacidad de seguir generando valor mediante inversiones o con la mejora de infraestructuras y eficiencia.

Un escenario que invita a ser algo más prudente a la espera de un posible proceso de consolidación, aunque su alta rentabilidad por dividendo y su actividad de negocio pujante permiten asumir unos riesgos injustificados con otro tipo de valores.

Artículos relacionados