LA SEMANA BURSÁTIL

Semana de vencimientos

Ni las cre­cientes pre­siones em­pre­sa­riales para ce­rrar lo antes po­sible el acuerdo co­mer­cial entre las grandes po­ten­cias mun­dia­les, ni las de­cla­ra­ciones de los miem­bros de la Fed sobre una pos­tura más fle­xible res­pecto a su po­lí­tica mo­ne­taria han lo­grado re­animar el pulso de los mer­cados esta úl­tima se­mana. La Bolsa está como le da la gana.

El índice Ibex 35 cerró las cinco últimas sesiones con una caída acumulada del 1,8% para deslizarse otra vez por debajo de los 9.000 puntos. Una debilidad que ha compartido con sus plazas vecinas excepto con la Bolsa de Londres, que pendiente de las negociaciones del Brexit, se ha apuntado una ganancia semanal del 0,7% y ya lidera los avances anuales en Europa.

Ambos factores, el supuesto acercamiento posturas en las negociaciones comerciales y las expectativas de una política monetaria menos agresiva en el actual proceso de desaceleración económica, fueron claves en la recuperación de los activos de riesgo en enero, pero la falta de medidas efectivas y concretas han devuelto la desconfianza al mercado.

Especialmente en lo relativo a las tensiones comerciales. Los efectos negativos de la guerra arancelaria se habían circunscrito en un principio a China y Europa, pero poco a poco se han ido propagando como un cáncer y ya están afectando también a la economía norteamericana. Eso ha obligado a los empresarios americanos a levantar la voz y a presionar a la administración Trump para alcanzar un pacto cuanto antes.

A pesar de todo, las posiciones se encuentran todavía muy alejadas como para confiar en un pacto antes de la fecha límite a finales de marzo cuando entrará en vigor la subida de los aranceles para un sinfín de productos chinos. En este escenario, los expertos aconsejan abandonar las apuestas por los activos de más riesgo y con mayor potencial y centrarse en los dos próximos meses en valores más defensivos y en estrategias más ajustadas y dinámicas, adaptables a los probables cambios de tendencia.

Eso supone que los analistas esperan un creciente aumento de la volatilidad en la renta variable y una rotación de dinero que puede dar lugar a posibles oportunidades, especialmente en los sectores de la energía, construcción y farmacia.

Para el conjunto del mercado español, en cualquier caso, se espera un proceso de consolidación de posiciones a más corto plazo en torno a los 9.000 puntos de Ibex necesario para coger fuerzas antes de abordar sus principales resistencias actuales. La estabilidad en el resto de los mercados financieros, con un petróleo asentado sobre los 60 dólares por barril y un euro estable en torno a 1,14 dólares, reducen las posibilidades de cambios bruscos en la renta variable en uno u otro sentido.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de producción industrial y de consumo centrarán buena parte de la atención de los inversores en esta nueva semana que además estará condicionada por el vencimiento de derivados después de los síntomas de debilidad en la actividad mostrada por las principales economías mundiales.

Para ello, sin embargo, habrá que esperar pues este lunes apenas se esperan datos importantes salvo en el Reino Unido donde se darán a conocer la producción industrial y las cifras de PIB en pleno proceso de negociación de su plan para salir de Europa.

El martes tampoco habrá grandes noticias. Si acaso cabe destacar el índice hipotecario MBA y un dato de segunda fila de firma de nómicas, JOLT, previstos en EEUU.

En la sesión del miércoles se publicarán el IPC del Reino Unido y EEUU, así como la producción industrial en la zona euro. Poca cosa para alterar el pulso de los mercados.

La agenda financiera internacional del jueves viene algo más cargada de citas relevantes empezando por el PIB de Japón, de Alemania y la zona euro. En EEUU se esperan además las ventas al por menor, los precios de producción industrial y los inventarios de negocios.

Viernes, tercero del mes, además del vencimiento de derivados, los inversores deberán estar pendientes también de los datos de inflación y producción que llegarán desde China y Japón, del IPC de España, de las ventas minoristas en el Reino Unido, la balanza comercial en la zona euro, Atención también a los datos del Chicago PMI, los precios de importación y exportación, la producción industrial, la capacidad de utilización y la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que llegarán desde EEUU. Indicadores que auguran un cierre de semana especialmente intenso.

Cellnex será la única empresa del selectivo que presentará sus cuentas esta semana y lo hará precisamente el viernes día 15 de febrero.

Artículos relacionados