Torres (BBVA) se toma su tiempo para des­pejar la in­ves­ti­ga­ción sobre el es­pio­naje de FG

CaixaBank despejará la próxima semana las condiciones del ERE

Gortázar y Gual jus­ti­fican la me­dida y ase­guran que se acor­dará con los sin­di­catos

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.
Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, CaixaBank.

Los má­ximos res­pon­sa­bles de CaixaBank están dis­puestos a li­brarse de asig­na­turas pen­dientes y poder en­carar con todas sus fuerzas el nuevo plan es­tra­té­gico pre­sen­tado el pa­sado mes de no­viembre en Londres. Aunque el pre­si­dente, Jordi Gual, y su con­se­jero de­le­gado Gonzalo Gortázar se mues­tran cautos sobre las ne­go­cia­ciones abiertas con los sin­di­ca­tos, con­fían en llegar a un acuerdo sin mucha di­la­ción.

En cambio, el presidente del BBVA, Carlos Torres, parece no tener prisa, como los malos estudiantes, en aclarar las investigaciones abiertas sobre todo el escándalo del espionaje encargo por el actual presidente de honor, Francisco González.

Los grandes bancos más rezagados en la presentacion de sus cuentas anuales encaran el inicio de 2018 en muy distinta posición y con una valoración de los tiempos casi dispar. Los maximos responsables de CaixaBank están dispuestos a acometer en el plazo más breve posible el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a unos 2.000 trabajadores para ajustarse al nuevo plan estratégico recién iniciado.

Fuentes sindicales, tras la reunión del jueves, mostraron su malestar con la cúpula directiva y su manera de negociar y avanzaron que las condiciones de dicho ERE se conocerán en la próxima reunión del 7 de febrero. Oficialmente, el consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, ha descartado que, por el momento, estén en condiciones de estimar costes por esta medida o plantearse un plazo para cerrar la negociación.

No obstante, fuentes próximas a CaixaBank confirman que será en dicha reunión cuando las dos partes deben entrar “mucho más en harina” tras los contactos que mantienen desde hace varias semanas. “Es una cuestión que debe despejar lo antes posible para que el banco se centre en todo el trabajo que hay por delante”.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, y su consejero delegado han asegurado que tratarán de llegar a un acuerdo con los sindicatos, como ha sido tradicional en esta entidad. “Nos dejaremos la piel por conseguirlo y también se lo pedimos a los representantes sindicales”, ha afirmado en la presentación de los resultados anuales el propio Gonzálo Gortázar.

A continuación, el consejero delegado de CaixaBank a descartado que se vaya a plantear una reducción salarial a la plantilla, pero ha apelado a “la flexibilidad” para tomar decisiones necesarias en el momento más adecuado.

Sin prisas

El último en ofrecer sus cuentas anuales, tanto en el calendario como por horario, es el BBVA. Su presidente ejecutivo desde primeros de año, Carlos Torres, no parece tener premura para despejar el gran interrogante que tiene desde hace tiempo y que se ha agudizado a primeros de año, justo cuando Francisco González (FG) dejaba de tener funciones ejecutivas y se quedaba como presidente de honor.

Según declaraciones difundidas por el propio BBVA, Carlos Torres ha afirmado sobre este asunto que el banco actuará con absoluto rigor y diligencia y, en este sentido, es muy importante que dejemosque la investigación haga su trabajo”.

Artículos relacionados