DESDE EL PARQUET

Cellnex, conexión británica

Las in­ten­ciones de Telefónica y Vodafone de vender su fi­lial de to­rres con­junta en el Reino Unido han puesto los dientes largos a Cellnex. El ob­je­tivo de los dos grandes grupos de te­le­co­mu­ni­ca­ciones es op­ti­mizar y mo­ne­tizar los ac­tivos de CTIL, la so­ciedad de in­fra­es­truc­tura pa­siva de to­rres que ambas com­pañías tienen bajo pro­piedad con­junta al 50%.

Para ello están estudiando diferentes alternativas. La más probable, a juicio de los expertos, será la opción de una OPV con el fin de rentabilizar la compañía creada en 2012 sin perder su control. Esta compañía podría estar valorada, según analistas británicos, en unos 2.600 millones de euros.

Esta sería la solución más coherente, pero puede haber otras opciones como la venta directa a un tercero si reciben una oferta interesante. La operación ayudaría a ambas operadoras a reducir las urgencias derivadas de su abultada deuda.

En cualquier caso, los directivos de Cellnex ya han reconocido su interés en analizar seriamente la potencial adquisición de estos activos si al final salen al mercado y hay un proceso de venta. Esta operación tiene un "encaje estratégico" perfecto con la actividad de Cellnex, pues se trata de infraestructuras de telecomunicaciones y dos clientes con los que ya trabaja como son Telefónica y Vodafone.

Todo ello además en un país, como Reino Unido, con un mercado de telecomunicaciones atractivo, muy dinámico y supercompetitivo, donde la cotizada española lleva tiempo buscando una posible oportunidad de compra como esta.

Aunque es pronto para analizar si las valoraciones que se manejan son buenas o no para la Cellnex, las especulaciones sobre la posible compra de estos activos parecen haber reanimado la cotización de la compañía.

En este inicio de ejercicio, las acciones de la compañía registran revalorizaciones de un 10%. Han recuperado así la tendencia alcista perdida en la recta final del año pasado, tanteando de nuevo sus máximos absolutos sobre los 24,6 euros. Un nivel que podrá superar y consolidar en breves si los resultados del último trimestre, previstos para el 15 de febrero, confirman la solidez de los trimestres anteriores tal y como se espera.

Artículos relacionados