Para la fecha de sus re­sul­tados el día 7 la guerra co­mer­cial puede ser his­toria

Arcelor Mittal juega al ataque de nuevo

La re­duc­ción de su apa­lan­ca­miento juega a su favor des­pués de un pé­simo 2018

ArcelorMittal
ArcelorMittal

Después de un 2018 para ol­vi­dar, los ges­tores de fondos creen que este puede ser un buen año para las com­pañías mi­neras y de ma­te­rias pri­mas. Entre ellas des­tacan a Arcelor Mittal, tanto por su precio atrac­tivo como por unos ni­veles de apa­lan­ca­miento más que ra­zo­na­bles que puede ser ob­jeto de deseo en los mer­cados en los pró­ximos me­ses. Y más si, como pa­rece pre­vi­si­ble, hay un acuerdo en la guerra co­mer­cial entre China y Estados Unidos.

Uno de los argumentos para explicar el potencial del grupo siderúrgico se basa en que en la fase final del actual ciclo expansivo, especialmente en Estados Unidos, las compañías más defensivas están llamadas a retomar el papel de locomotoras del mercado. Los sectores ligados a la producción y distribución de alimentos, fabricantes de articulo de uso doméstico o de cuidados médicos se sitúan así entre los favoritos de los operadores.

Entre las cuestiones más valoradas en los patios de operaciones se encuentra su ingente esfuerzo por reducir deuda. De hecho, Arcelor Mittal ha sido una de las empresas del Ibex 35 que más ha reducido sus cargas a lo largo del año pasado. Al cierre de septiembre, la siderúrgica había rebajado en más de un 10% su deuda respecto al mismo período del año anterior, situándola al borde de los 9.000 millones de euros.

La presentación de los resultados correspondientes al cierre del ejercicio, previsto para el próximo 7 de febrero, deberían corroborar esta dinámica y más una vez recuperados los niveles normales de producción en minería tras el parón experimentado por esta área en el tercer trimestre por diversos problemas.

Todo ello se suma a un ratio rentabilidad beneficio (PER) de los más bajos del mercado, lo cual significa que está infraponderada por el mercado, cotizando a unos precios realmente atractivos respecto a sus comparables.

Su alta dependencia al ciclo representa su principal riesgo, pues en la fase actual le será más difícil convencer a los inversores. En el mercado, especialmente en estos sectores, se viene apostando sin embargo cada vez más por negocios únicos y de gran calidad a precios interesantes con expectativas más a largo plazo y no tanto por desarrollo inmediato de la economía, una visión mucho más cortoplacista.

En estas condiciones, los expertos le confieren un altísimo potencial de revalorización con precios objetivos superiores a los 30 euros por acción frente a los poco más de 20 euros en los que cotiza en la actualidad. De hecho, la totalidad de los analistas que siguen al valor aconsejan comprar, excepto uno que recomienda mantener.

Eso supone un buen indicativo para esperar un cambio de rumbo en la cotización de Arcelor Mittal tras tocar suelo el año pasado sobre los 17 euros por acción. Este año, de momento, acumula una subida de algo más del 10%, situándose entre los valores más alcistas del selectivo. Se ha convertido así en un valor defensivo para jugar al ataque.

Artículos relacionados