CONSUMO BANCARIO

Las en­ti­dades in­tentan ajustar sus prés­tamos a la realidad del nuevo marco de gastos

La banca renueva su oferta de hipotecas más competitivas

Tocan di­fe­ren­cia­les, asumen nuevos costes y re­nun­cian a los des­cuentos

Oficina de Bankinter
Oficina de Bankinter

La res­puesta de las en­ti­dades fi­nan­cieras a las nuevas re­glas del juego que im­pone la ley hi­po­te­caria se ha hecho de ro­gar, pero ha em­pe­zado al fin en el úl­timo sus­piro de enero. En plena tem­po­rada de pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados de 2018, las en­ti­dades han em­pe­zado a mover sus pie­zas, mar­cando el ca­mino de lo que va a venir en los pró­ximos me­ses. Ha ha­bido no­ve­dades en todas las di­rec­cio­nes, pero con el de­no­mi­nador común de que las hi­po­tecas si­guen siendo muy com­pe­ti­tivas en pre­cios, co­mi­siones y gas­tos.

Sin apenas solución de continuidad, Bankinter ha reducido los tipos de sus hipotecas a tipo fijo y mixto, deshaciendo parte de la subida que practicó en octubre del año pasado, cuando el Tribunal Supremo provocó un terremoto en el sector a cuenta del impuesto de actos jurídicos documentados. Una decisión tomada también cuando el mercado anticipaba que los tipos de interés en la zona euro subirían a finales de 2019. Ahora, las previsiones han cambiado y los expertos dan por hecho que el alza desde el actual 0% se trasladará al año 2020.

En este escenario, y a la espera de que la ley hipotecaria reciba la luz verde del Senado, ING ha hecho el movimiento opuesto a Bankinter en sus préstamos a tipo variable y mixto. En ambos casos, el diferencial sobre el Euribor se ha situado en el 1,11% frente al 0,99% previo. Un repunte potente que el banco naranja compensa asumiendo los gastos de tasación, los únicos que la nueva ley hipotecaria reserva al cliente. Una decisión que antes habían tomado Caixabank, Pibank (Banco Pichincha) o Myinvestor (Andbank).

Por lo tanto, los bancos están buscando las soluciones lo más equilibradas posible para afrontar el aumento de los costes hipotecarios. "Estamos viendo movimientos para todos los gustos, pero el objetivo de todas las entidades es presentar a sus clientes ofertas muy atractivas, sea por precios, por ausencia de comisiones o porque la entidad asume todos los costes. En conjunto, los tipos se están encareciendo, pero de forma muy suave", señalan fuentes del sector.

Los bancos que ya han presentado resultados han reiterado que están vigilando los movimientos de sus rivales, como en el caso de Bankia, o que han dejado de aplicar descuentos sobre las ofertas oficiales a sus clientes más solventes, como en el de Bankinter. Dos puntos de vista compartidos por el conjunto del sector. Las entidades estaban esperando las primeras decisiones para pasar a la acción. Pero a la vista de los acontecimientos, hay poco márgen para la subidas de precios significativas.

"El que se mueva no saldrá en la foto. Todos los bancos, de forma más o menos reconocida oficialmente, quieren crecer en hipotecas. Por ejemplo, Bankinter lo hizo más de un 11% el año pasado, y Bankia ya ha dicho que aspira a captar el 10% de las nuevas operaciones. No veo grandes subidas, ni mucho menos. ¿Cómo van a renunciar los bancos a un negocio que les permite firmar miles de seguros y realizar venta cruzada de otros productos a los clientes con más poder adquisitivo que pueden permitirse una hipoteca?", señalan en una gran consultora inmobiliaria.

Los expertos están de acuerdo en que, no obstante, se van a acabar las concesiones que se estaban empezando a ver en el negocio hipotecario antes de la decisión del Tribunal Supremo. Las entidades han dejado de negociar rebajas en los diferenciales, en las comisiones de apertura (las pocas que todavía las mantienen) o en los requisitos de vinculación.

El traje a medida tan habitual antes del último trimestre de 2018 está dando paso a unos criterios de concesión mucho más estrictos. Con los tipos oficiales por los suelos y el Euribor creciendo de la forma más tranquila posible, compensar el aumento de los gastos pasa por evitar las alegrías. En ello está el sector bancario español.

Artículos relacionados