REESTRUCTURACIÓN FINANCIERA

El cré­dito al con­sumo ha cre­cido en España un 60% en tres años

Se disparan la morosidad en el crédito al consumo y la consolidación de deudas

La con­trac­ción de la eco­nomía llega a los ho­ga­res: la peor cuesta de enero desde el final de la crisis

Morosidad
Morosidad

Los in­di­ca­dores son ter­cos. Tanto los ofi­ciales (Banco de España) como los de­ri­vados del aná­lisis de ex­pe­dientes es­tu­diados por el Observatorio de la Financiación Familiar de Agencia Negociadora ade­lantan una des­ace­le­ra­ción de la eco­nomía que ya ha lle­gado a mu­chos ho­ga­res. Por un lado, la mo­ro­sidad de cré­dito al con­sumo en su apar­tado de bienes du­ra­deros (básicamente au­to­mó­vi­les) se ha dis­pa­rado un 22%, mien­tras que el nú­mero de so­li­ci­tudes de con­so­li­da­ción de deudas lo ha he­cho, al final de 2018, en un 48%. El cré­dito al con­sumo ha cre­cido en España casi un 60% en los úl­timos tres ejer­ci­cios.

Pese al buen dato global de la Encuesta de Población Activa de 2018, un análisis más detallado muestra un tendencia muy clara, que se agudiza en el tercer trimestre, hacia la temporalidad en el empleo, que es el factor que más inestabilidad genera a la hora de afrontar compromisos de pago financiero, como pueden ser préstamos personales, tarjetas y otro tipo de créditos.

Además, la laxitud de las entidades financieras en la concesión de crédito al consumo no ha ayudado a contener al sangría. Sólo ahora, después de un crecimiento en la morosidad de crédito al consumo que se viene verificando a lo largo de todo 2018, los bancos han atendido a las recomendaciones del Banco de España en el sentido de endurecer las condiciones de concesión de crédito al consumo. La consecuencia directa será que el crédito al consumo crezca menos o que incluso disminuya desde las actuales cotas.

Una consecuencia es que, en un número significativo de ocasiones, es una misma persona o familia la que acumula deudas a las que, si bien hace frente y cuyos compromisos de pago atiende, el monto total de dichos pagos llega a comprometer su estabilidad financiera, lo que hace aconsejable acometer soluciones de tipo financiero para reducir la carga financiera mensual.

Artículos relacionados