CAMBIO CLIMÁTICO

Repsol inicia las obras de su primer parque eólico en España

Se trata del pro­yecto 'Delta' de 335 MW en Aragón

Sede de Repsol
Sede de Repsol

Repsol ha ini­ciado las obras de su primer parque eó­lico en España, de­no­mi­nado pro­yecto 'Delta', si­tuado entre las pro­vin­cias de Zaragoza y Teruel y que con­tará con una po­tencia total ins­ta­lada de 335 me­ga­va­tios (MW). Con un total de 89 tur­bi­nas, este par­que, cuya en­trada en fun­cio­na­miento está pre­vista para fi­nales de 2020, per­mi­tirá su­mi­nis­trar elec­tri­cidad a unos 300.000 ho­gares y su­pondrá una re­duc­ción de emi­siones de un mi­llón de to­ne­ladas de CO2 al año res­pecto a la ge­ne­ra­ción eléc­trica con car­bón.

Este proyecto da así el 'pistoletazo' de salida al desarrollo de la gran cartera con que cuenta actualmente el grupo para acelerar su impulso a las renovables, con un total de cinco proyectos 'verdes' (dos fotovoltaicos y tres eólicos), que suman 1.083 MW.

Junto a 'Delta', Repsol adquirió el pasado mes de julio los proyectos (Pi), también eólico y situado entre Palencia y Valladolid con una capacidad total instalada de 255 MW; y el solar de 'Sigma', en Cádiz y de 204 MW.

El grupo también tiene en su cartera el proyecto fotovoltaico Valdesolar, de 264 MW y situado en Valdecaballeros (Badajoz), y participa en Windfloat, uno de los mayores parques eólicos flotantes del mundo, en la costa Norte de Portugal, que dispondrá de una capacidad instalada de 25 MW.

Adicionalmente, el consejo de administración de Repsol ha aprobado nuevas inversiones para incorporar y construir nuevos proyectos solares y eólicos por un total de 1.600 MW.

En total, el grupo presidido por Antonio Brufau cuenta en la actualidad con 2.952 MW en operación que, junto a los 1.083 MW en desarrollo y esas inversiones aprobadas en otros 1.600 MW, permitirán a la compañía elevar su cartera hasta los 5.600 MW de generación renovable.

SER UNA COMPAÑÍA CERO EMISIONES EN 2050.

Repsol ha anunciado un plan para ser una compañía cero emisiones netas en el horizonte de 2050, donde el crecimiento en proyectos de generación baja en carbono es uno de sus vértices importantes.

El grupo, que en el primer semestre del próximo año lanzará un nuevo plan estratégico 2021-2025 para definir esta senda, se convierte así en la primera compañía de su sector en asumir el objetivo de cero emisiones netas en 2050.

En este camino hacia la descarbonización de la compañía en los próximos 30 años, el grupo dirigido por Josu Jon Imaz se plantea nuevas metas de reducción de su indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016: del 10% en 2025, del 20% en 2030 y del 40% en 2040, avanzando así hacia las cero emisiones netas de CO2 en 2050.

OBJETIVO DE 7.500 MW 'VERDES' EN 2025.

En este sentido, la orientación del grupo hacia una 'multienergética' es firme, con ese impulso a la proyectos asociados a la transición energética mediante un incremento en 3.000 MW renovables de su objetivo de capacidad instalada a 2025, pasando de los 4.500 MW a 7.500 MW.

Estos proyectos renovables del grupo están gestionados por su filial Repsol Electricidad y Gas, que a su vez cuenta con una división encargada de esta cartera 'verde', liderada por João Paulo Costeira.

Hace poco más de un año, con la compra de los activos de Viesgo, Repsol dio un importante giro en la diversificación en su negocio con la entrada en el mercado eléctrico español.

Artículos relacionados