Monitor de Consumo Bancario

Las eje­cu­ciones sobre in­mue­bles de per­sonas ju­rí­dicas crecen un 38% el el 3T

El drama de los embargos hipotecarios se traslada a las empresas

Tan sólo uno de cada diez co­rres­ponde a casas de par­ti­cu­la­res, aunque la es­ta­dís­tica no re­fleja los al­qui­leres

Cierre
Cierre por embargo.

De los 12.369 em­bargos ins­critos en los re­gis­tros de la pro­piedad du­rante el tercer tri­mestre del año que está a punto de aca­bar, casi cuatro de cada 10 (36,43%) co­rres­ponden a per­sonas ju­rí­di­cas. Este dato, pro­ce­dente de la úl­tima hor­nada de es­ta­dís­ticas del Instituto Nacional de Estadística (INE), re­fleja que la pro­ble­má­tica de las hi­po­te­cas, el sin­vivir de España desde hace más de una dé­cada, está lejos de afectar sólo a las fa­mi­lias.

Hay que aclarar que estas cifras reflejan los procesos iniciados por los prestamistas, no los lanzamientos (desahucios) que finalmente se llevan a cabo.

Menos ejecuciones en viviendas

El número total de ejecuciones hipotecarias supone un 24,7% menos que el trimestre anterior y un 28,2% más que en el mismo trimestre de 2018. Las realizadas sobre casas de personas físicas ascienden a 1.292, tan sólo un 10,5% del total. De éstas, 947 se hicieron sobre viviendas habituales en propiedad (un 21,3% menos que en el mismo trimestre de 2018) y 345 no son residencia habitual de los propietarios (un 27,3% menos).

El grueso de embargos iniciados se concentra en el segmento denominado 'de otras fincas urbanas', con 5.435 (43,9%), seguido de las ya mencionadas ejecuciones de viviendas de personas jurídicas -o lo que es lo mismo, empresas-, que llegan a 4.483 (36,3%), lo que supone un aumento interanual del 38%, que contrasta con la fuerte disminución de los procesos realizados sobre fincas propiedad de familias.

El barro de la burbuja aún trae lodos

Otro dato relevante es el que señala a las viviendas hipotecadas en 2007 (22.1%) y 2006 (18,2%) como los principales objetivos de los embargos realizados durante el tercer trimestre de 2019. El periodo 2005-2008 concentra el 62,1% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas entre agosto y septiembre. En otras palabras, los préstamos firmados durante la época álgida de la burbuja hipotecaria siguen acaparando los procesos más de una década después.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el tercer trimestre son Cataluña (3.178), Comunidad Valenciana (3.159) y Andalucía (1.904). Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (27), La Rioja (38) y País Vasco (50) registran el menor número. En el caso de viviendas, Cataluña (1.439), Comunidad Valenciana (1.398) y Andalucía (1.189) presentan el mayor número de ejecuciones, y País Vasco (nueve), La Rioja (13) y Comunidad Foral de Navarra (18) los menores.

Artículos relacionados