BOLSA

Cellnex sigue con la antena puesta

El pro­ceso de trans­for­ma­ción del ope­rador de in­fra­es­truc­turas Cellnex puesto en marcha este año sigue avan­zando a pasos de gi­gante. El úl­timo ha sido la ad­qui­si­ción a la fi­lial es­pañola de Orange de una car­tera de 1.500 to­rres y an­tenas por un monto total de 260 mi­llones de eu­ros.

Ambas sociedades han firmado un contrato de alquiler inicial de 10 años, extensible a otro periodo posterior también de una década y sucesivos de un año de estos emplazamientos situados en zonas urbanas, suburbanas y rurales. De este modo, la operadora de telecomunicaciones francesa seguirá utilizando dichos emplazamientos que pasará a operar Cellnex, si bien ubicará en ellos sus equipos de transmisión de señal de voz y datos, explicó la compañía española.

La transacción se financiará con la caja disponible. Operación que se suma a las ya realizadas a lo largo de este año para reforzar su posición como operador independiente de infraestructuras de telecomunicaciones, al tiempo que consolida su relación con Orange.

El pasado mes de mayo, la cotizada española cerró un acuerdo con el proveedor de servicios de telecomunicaciones francés Iliad -en Francia e Italia- y con el operador de telefonía móvil Salt en Suiza con el que elevó en 10.700 emplazamientos su cartera.

En junio, selló la firma del acuerdo estratégico de colaboración a largo plazo con BT Group a través del cual el operador de infraestructuras español se hacía los derechos de explotación y comercialización de 220 torres de telecomunicaciones de altura en Reino Unido. Un par de meses después anunció la adquisición de Cignal, uno de los principales operadores irlandeses de infraestructuras de telecomunicaciones, por un total de 210 millones de euros.

En octubre, se hizo con la división de telecomunicaciones de la firma británica Arqiva por 2.240 millones, una transacción con la que incorporó 7.400 emplazamientos y los derechos de comercialización de 900 más repartidos por Reino Unido.

Todas estas adquisiciones han impulsado su crecimiento hasta alcanzar la gestión de uno 27.700 emplazamientos, de los cuales 8.684 torres están en España. Una intensa actividad impulsada por la importante financiación por 7.000 millones lograda desde principios de 2018 para afianzar su expansión en Europa.

Esta agresiva estrategia ha tenido una excelente acogida en los mercados. Cellnex casi ha duplicado su valor en Bolsa en lo que va de año. En los mejores momentos ha llegado a superar incluso los 40 euros por acción. Sin embargo, a esos precios ha generado cierto vértigo, justificando una pequeña recogida de beneficios.

Con todo, los operadores siguen considerando que mantiene un altísimo potencial, es difícil saber hasta dónde puede llegar, con un modelo de negocio capaz de generar valor y con mucho futuro gracias a la llegada de la tecnología 5G, que hará las infraestructuras más necesarias que nunca.

Artículos relacionados