Cumbre del clima

Las emisiones de CO2 a la atmósfera se ralentizan al 0,6% pero siguen al alza

Presentación informe descarbonizacion.
Presentación informe descarbonizacion.

Un in­forme pre­sen­tado este miér­coles en la COP25 ha de­jado pa­tente que la subida de las tem­pe­ra­turas viene pro­vo­cada por los gases de efecto in­ver­na­dero y que una gran parte de esas emi­siones viene ge­ne­rada por el pe­tró­leo, el gas y el car­bón. Par este año, está pre­visto se acabe con un au­mento de las emi­siones de un 0,6% frente al 2,1% de 2018 y el 1,5% de 2017. Un de­cre­ci­miento que po­dría alentar hacia el op­ti­mismo pero que sigue preo­cu­pando en la Cumbre del Clima que se ce­lebra en Madrid.

El documento anual de la Organización Científica Internacional Global Carbon Project dado a conocer sobre emisiones de dióxido de carbono, destaca dicha ralentización pero sin grandes alharacas. Es más, el director del centro de investigación Cicero, en Oslo, Glen Peters, ha señalado que el dato no es para nada “alentador”, ya que, según ha señalado, “seguimos en la dirección equivocada para avanzar en los objetivos de mitigación de la crisis climática”, que salió de la Cumbre de París den 2015.

La caída del consumo del carbón en Estados Unidos y en la Unión Europea es la principal razón que justifica este descenso de las emisiones de CO2 a la atmósfera debido, en parte, al aumento de los precios y la desaceleración de la economía.

Las energías verdes aportan pero poco

El informe menciona que la aportación de las tecnología de baja emisión de carbono como son la eólica, solar y los vehículos eléctricos, han ayudado a ralentizar este crecimiento pero todavía de forma muy leve. El estudio destaca que la concentración de CO2 alcanzó un promedio de 407,4 partes por millón (PPM) en 2018 y se prevé que aumente en 2,2 ppm en 2019, hasta alcanzar 410 ppm.

China e India en el punto de mira

China sigue siendo el país donde más aumentan las emisiones de dióxido de carbono, y donde está previsto que crezcan este año un 2,6%, mientras que en Estados Unidos se prevé un descenso de un 1,7%, porcentaje similar al que se registrará en el conjunto de la Unión Europea.

En India, en cambio, amentará también un 1,8%, un ritmo inferior que en años anteriores por el menor uso del petróleo y otros recursos naturales pero, debido también, a una economía más débil.

El 75% de las emisiones de dióxido de carbono viene provocado por los combustibles fósiles, es decir, el petróleo, el gas y el carbón. En España, la nueva política energética prevé acabar con las centrales de carbón en 2025 y apostar por las energías renovables. El objetivo es lograr un 42% de energías renovables en el consumo de energía final del país y que en 2030 la generación eléctrica proceda en un 74% de las energías verdes.

Un informe elaborado por Acciona y Bloomberg New Energy Finance (BNEF) reduce, en cambio, esta cifra y señala que la energías renovables aportarán el 68% de la generación eléctrica en España en 2030 y casi el 90% en 2050. Según el documento, las energías eólica y solar proporcionarán el 51% de la generación eléctrica en España (33% y 18%, respectivamente) en 2030, frente al 25% que cubrieron en 2018. Para 2050, estas dos tecnologías generarán el 75% de la electricidad del país.

Según los científicos, para que se pueda lograr mantener el crecimiento de la temperatura por debajo de los grados centígrados y regresar a la era preindustrial de 1,5 grados, habría que reducir al menos un 7% cada año las emisiones globales de CO2 a la atmósfera.

Artículos relacionados