Las po­si­ciones cortas se re­ducen a la mí­nima ex­pre­sión en el arranque de di­ciembre

Los 'hedges' paran las máquinas en la bolsa española ante la incertidumbre política

Los ba­jistas no ven ra­zones para apretar con el Ibex por de­bajo de los 9.200 puntos

Ence
Ence

El Ibex 35 ha em­pe­zado el úl­timo mes del año ofre­ciendo signos de de­bi­li­dad. El nuevo epi­sodio de la guerra aran­ce­leria están pe­sando sobre las co­ti­za­cio­nes, con una res­pon­sa­bi­lidad mucho mayor que la ines­table si­tua­ción po­lí­tica del país en la caída del Ibex hasta ni­veles in­fe­riores a los 9.200 pun­tos. Los in­ver­sores están rea­li­zando ventas pre­ven­tivas a la vista de que la po­si­bi­lidad de un rally de fin de año se com­plica.

Sin embargo, los inversores bajistas están ofreciendo su cara más amistosa. En estas últimas sesiones, los movimientos de los temidos 'hedge fund' se han reducido a la mínima expresión. No hay rastro de movimientos de ningún tipo en los gigantes del Ibex 35 y los pocos registrados se concentran en el mercado continuo. Son protagonistas OHL, donde baja la presión bajista, y Ence, donde sube como viene siendo habitual en las últimas semanas.

Muy poca cosa para una gran bolsa como la española que afronta el 'rush' final de 2019 liberada de la alargada sombra de los fondos más especulativos. Salvo algunos escarceos en Sabadell, noy hay noticias de ellos en el sector financiero desde la temporada de publicación de los resultados. Y tampoco en otros sectores estratégicos como el de las 'utilities', las 'telecos' o la construcción. La tregua es de enormes proporciones y da aire al mercado español.

De hecho, lo más destacado en los últimos días es que el 'hedge fund' de George Soros ha retirado sus apuestas bajistas de Indra, donde llegó a tener el 0,86% del capital. Una novedad positiva sobre una auténtica balsa de aceite por lo que se refiere a la actividad de los fondos más agresivos del mundo. ¿Por qué han parado las máquinas ahora? ¿Por qué han decidido no aprovechar la inestabilidad política en España para pescar en río revuelto?

El Ibex 35 estaba a un paso de los 9.400 puntos antes de las elecciones y ahora pelea por seguir por encima de los 9.100 puntos. "En general, los gestores creen que el castigo ya ha sido suficiente. A estos niveles, el factor político ya no es tan determinante y además, ningún 'hedge' se quiere quedar pillado si hay sorpresa en las negociaciones para formar Gobierno y el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos salta por los aires", señalan en fuentes bursátiles.

No es es que los inversores bajistas estén descontando este último escenario, pero sí creen que la incertidumbre política ya está muy cotizada. Además, consideran que un hipotético gobierno de izquierdas tendrá un margen de maniobra muy limitado en materia económica, ya que Bruselas impone grandes líneas rojas. Con estas cartas sobre la mesa, los 'hedge' han decidido esperar acontecimientos sin asumir riesgos. Al menos con el Ibex en su actual zona.

"Los veremos reaparecer si hay un rebote hasta niveles de 9.400 puntos. Será entonces cuando consideren que hay algo que ganar", señalan en un gran 'broker' nacional en el que recuerdan que el factor político no será por ahora determinante. En el mercado creen que se las negociaciones para fomar Gobierno se llevarán al límite en cuestión de plazos y que los grandes gestores esperarán aún varias semanas para tomar decisiones. De momento, los 'hedge' han parado totalmente las máquinas.

Artículos relacionados