AKO Capital tam­bién ve opor­tu­ni­dades en cortos en la cons­truc­tora con un 0,78%

El mayor bajista del Ibex ataca a ACS en medio de su oscuro auge bursátil

Marshall Wace apuesta fuerte contra la em­presa de Florentino Pérez con un 0,73% de su ca­pital

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

ACS se ha re­va­lo­ri­zado más de un 10% en las úl­timas se­manas como con­se­cuencia de la me­jora de las prin­ci­pales áreas de ne­gocio de la com­pañía que han ge­ne­rado más con­fianza a los in­ver­so­res. Sin em­bargo, ante estas úl­timas subidas se ha pro­du­cido un in­cre­mento de las po­si­ciones cortas dentro de su ca­pital es­pe­rando que du­rante los pró­ximos meses el valor pueda co­rregir por cir­cuns­tan­cias como el Brexit o la po­si­bi­lidad de un des­ba­ra­juste dentro de la po­lí­tica nor­te­ame­ri­cana, con las elec­ciones a la vista.

Los especuladores empiezan a frotarse las manos en cuanto a las posibilidades que puede haber en el futuro más inmediato. El hedge fund con más presencia en el Ibex 35, Marshall Wace, no es ajeno a estas circunstancias y por eso ha reordenado sus posiciones cortas en el final de 2019. Y es que el mayor bajista del mercado español se mueve a toda velocidad en algunos de los valores en los que más apuesta por una caída de la cotización.

Lo realiza en todas las direcciones después del rebote que en las últimas sesiones ha llevado al Ibex 35 desde los 9.321 hasta poner rumbo hacia los 9.700 puntos. Unas alzas que considera que están demasiado infladas y que pueden cambiar el sesgo durante el primer trimestre del próximo ejercicio con la recogida de beneficios por parte de las manos fuertes y por las incertidumbres que pueden aparecer.

Es por eso que esta firma británica lanzada hace dos décadas por Paul Marshall e Ian Wace ha apostado fuerte contra ACS. En el grupo constructor y de servicios ha subido su posición corta desde el 0,59% hasta el 0,73%. Lo ha hecho paulatinamente y sin emplear mucho ruido, para que tener una cierta ventaja en 2020, cuando cree que la escena global le terminará dando la razón.

En este sentido, se trata del nivel más alto desde que el pasado mes de agosto desembarcó en la compañía que preside Florentino Pérez con un 0,50% de los títulos. Un hecho que disuade a muchos inversores a mantenerse cautos por la escena que puede estar por venir a partir de enero.

Después de retroceder en los inicios de diciembre diciembre hasta los 33,5 euros, ACS ha rebotado hasta superar el nivel de alcanzar los 36 euros por título. Se trata de una cota en la que Marshall Wace apuesta por nuevas caídas que le pueden proporcionar beneficios como ya ha sucedido en otras empresas.

Sin embargo, no es el único hedge fund que apuesta contra la firma presidida por parte de Florentino Pérez. AKO Capital también tiene una posición agregada dentro del capital del grupo que asciende hasta el 0,78% del capital, de manera que un total de un 1,4% de su accionariado se encuentra en manos de los especuladores bajistas.

En búsqueda de los 1.000 millones en beneficios

Con todo, ACS espera generar 1.000 millones de euros de beneficios para el cierre de 2019, lo cual supondría un avance del 10% respecto al año anterior. Para ello, tendría que conseguir aumentar los ingresos cerca de un 5%, hasta los 38.000 millones de euros, algo que el consenso de mercado cree que se alcanzará sin ningún tipo de inconveniente.

Según comentan los expertos de Societé Generale, la “sólida cartera de proyectos en mercados desarrollados con potencial de crecimiento” han resultado vitales en el presente ejercicio, así como el posicionamiento estratégico que ACS mantiene en “las economías más desarrolladas y con alto potencial de crecimiento”.

El primer ejecutivo de ACS, que renovó al frente de la constructora por cuatro años más, siempre ha hecho hincapié también en las positivas perspectivas en el desarrollo de energía renovable a través del Grupo Cobra, que cuenta con una cartera de activos renovables de 2.000 MW.

Artículos relacionados