BOLSA

Logista, preparada para los desafíos

Los cam­bios de nor­ma­tiva, la cre­ciente pre­sión fiscal y, sobre todo, la pro­gre­siva in­tro­duc­ción de los vehículos au­tó­nomos son al­gunos de los grandes desafíos a los que se en­frenta el sector del trans­porte por ca­rre­tera a corto y medio plazo. Factores que pueden co­locar en una si­tua­ción de gran vul­ne­ra­bi­lidad a un sector ca­rac­te­ri­zado por su gran ato­mi­za­ción.

La escasez de grandes grupos capaces de aglutinar al sector y de marcar el camino complica el ineludible y costos proceso de trasformación y cambio de la flota de vehículos al que deberán hacer frente antes y más rápido de lo previsto. Con todo, todos los informes apuntan a que el sector será una de las principales tendencias a lo largo del próximo año.

En este contexto, las compañías de mayor tamaño en el sector como Logista serán sin duda las grandes beneficiadas. Su peso específico con un beneficio en su último ejercicio fiscal cercano a los 165 millones de euros, que le permiten consolidar tanto los resultados de años anteriores como su capacidad de generación de caja. Todo ello la sitúa en una situación de privilegio para afrontar los fuertes desafíos en costes y tecnología que supondrá este proceso de transformación que a la larga generará considerables ahorros y más ingresos.

Los expertos, sin embargo, creen que las pequeñas compañías se enfrentan a un futuro mucho más complicado con menos márgenes iniciales, lo que les obligará a afrontar un proceso de integración donde Logista volverá a tener una posición favorable para adquirir compañías de transporte a buen precio para seguir ganando tamaño y generando valor al accionista.

No es de extrañar, por tanto, que los grandes fondos estén apostando sin tapujos por la cotizada española. Recientemente, el fondo Santander Asset Mangement ha adquirido el 3% del capital, mientras que los fondos Capital Research y Capital Income Builder han aumentado su participación de forma progresiva a lo largo del año para situarla por encima del 5%, disputándose el segundo puesto como accionista de referencia por detrás de la británica Imperial Brands.

Esta última, aprovechó el año pasado el buen momento de Logista para reducir su capital en un 10% por 265 millones de euros con el fin de hacer caja sin perder el control de la compañía.

Pese a que la situación de la compañía sigue siendo muy sólida, esta inopinada venta acabó generando una cierta desconfianza, provocando un duro ajuste de más de cuatro euros en su cotización desde los máximos de agosto de 2018. Varapalo del que ha ido recuperándose en los últimos meses gracias a unas sólidas cuentas que le han servido para volver a entrar en una importante dinámica alcista, aunque todavía presenta un ligero retorno negativo en el balance del año.

Mientras no pierda la cota de los 20 euros por acción, señalan los analistas técnicos, s Logista sigue presentando una muy buena oportunidad de compra con un objetivo sobre los 24 euros por acción y un potencial alcista, por tanto, superior al 15%. El riesgo, además, es bastante aceptable gracias a la predisposición y capacidad del grupo para mantener una alta retribución al accionista, cercana en la actualidad al 6%, con una rentabilidad precio/beneficio (PER) por debajo de 20 veces.

Artículos relacionados