LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, un respiro entre máximos

Marcada por el largo puente na­vi­deño y el bajo vo­lumen de ne­go­cio, la se­mana úl­tima ha obli­gado a los ope­ra­dores a to­marse un pe­queño res­piro a la hora de las com­pras. El ín­dice Ibex 35 ha acu­mu­lado una me­jora del 0,25% en las tres úl­timas se­sio­nes, que al menos sí ha ser­vido para ce­rrar sobre los 9.700 pun­tos. Algo que no ocu­rría desde agosto de 2018.

En consecuencia, las bolsas estadounidenses bastante más alcistas siguen ampliando su diferencial con las europeas. Wall Street ha cerrado este período con nuevas subidas animada por las ventas minoristas récord a final de año en el país. El Nasdaq, el índice de los valores tecnológicos, ha llegado a tantear los 9.000 puntos por primera vez en su historia, mientras el promedio industrial Dow Jones y el S&P 500se ha vuelto a batir todos sus récords.

Una lógica respuesta a la positiva marcha de la principal economía mundial a las que se ha unido las crecientes expectativas de un acuerdo comercial con China de fase uno. Los tuits del presidente Donald Trump han dado pie para pensar, esta vez sí, en un próximo final de la guerra arancelaria que tanto mal ha hecho a la economía mundial. De momento, los recientes datos de aduanas de China reflejan un crecimiento de las importaciones de soja en el mes de noviembre, lo cual supone un posible impulso para los agricultores estadounidenses.

En este escenario, los analistas parecen dar por cerrado el punto crítico vivido al final del verano, cuando los indicadores adelantados se situaban en niveles que en otros muchos otros períodos a lo largo de la historia han precedido a una recesión. Un ejemplo ha sido la inversión de la curva de tipos en EEUU que, en la mayor parte de las ocasiones cuando ha ocurrido, ha dado paso a una fase recesiva. Algo que parece descartado esta vez.

Lo más probable en los próximos meses será, por tanto, un leve proceso de desaceleración o un débil crecimiento, que unido a la desaparición de algunas incertidumbres como el Brexit despejarán el camino a corto plazo de la renta variable, especialmente en Europa, y abre las puertas a nuevas oportunidades a largo plazo.

Algunos hablan de una posible rentabilidad en 2020 de algo más de dos dígitos, en línea con este ejercicio o incluso superior. En Europa, puede ser un año de la recuperación de los grandes valores que más se han quedado descolgados en los últimos trimestres tanto en telecomunicaciones como en el sector financiero.

El problema, destacan, es si Wall Street será capaz de aguantar el espectacular ritmo de crecimiento que viene manteniendo en la última década. Hay quien habla de un ajuste inminente del orden del 20% desde sus actuales máximos en medio del proceso electoral que podría lastrar a las bolsas europeas. En este sentido, hay quien cree que un ajuste en EEUU, por el contrario, podría volcar la inversión hacia el Viejo Continente reduciendo el gran diferencial actual entre la renta variable de ambas zonas.

En cualquier caso, advierten, conviene no descartar la aparición de nuevos Cisnes Negros, como una creciente alteración de la opinión pública cada vez más exigente tal y como se viene observando en Hong Kong o Francia por lo que aconsejan mantener altos niveles de liquidez y mantenerse muy selectivos con activos de calidad.

Calendario semanal de Bolsa

Esta semana, puente entre final de año y comienzos de un nuevo ejercicio, será casi tan atípica como la anterior marcada por los festivos bursátiles por las celebraciones del Nuevo Año. En medio de tanto festivo, los inversores deberán estar atentos a los datos de inflación y, sobre todo, a los indicadores de actividad con las que las principales economías del mundo cerrarán el curso.

En la sesión de hoy lunes se esperan las cifras de inflación y de crecimiento en España, así como la balanza por cuenta corriente. Desde Alemania llegará las ventas minoristas y desde EEUU el índice de casas pendientes de venta y los inventarios mayoristas y minoristas.

El martes, festivo en Japón, Alemania, e Italia, las bolsas españolas solo abrirán media jornada, hasta las 14.00 horas. Este día destacan los datos de PMI en China y la confianza consumidora en EEUU, que parece vuelve a estar desatada al alza.

El miércoles día 1 será festivo a todos los efectos.

Los grandes mercados, excepto Japón, volverán a la activad el jueves con una agenda financiera internacional cargada de indicadores. Entre ellos destacan el PMI Caixin en China, y el PMI manufacturero en España, Reino Unido, Francia, Alemania y la zona euro. También se publicará el PMI en EEUU, donde se publicarán además las actas de la última reunión de la Reserva Federal.

La primera semana del año se cerrará el viernes con los datos de empleo en España y Alemania. En el país germano se darán a conocer también las cifras de inflación correspondientes al mes de diciembre. Desde Bruselas llegará el agregado monetario M3, utilizado por el BCE para medir las presiones inflacionistas. Al otro lado del Atlántico, pese a ser primer viernes de mes no se publicará el informe de empleo que queda pendiente para la próxima semana. Sin embargo, sí se esperan las cifras de actividad del ISM manufacturero, y los gastos de construcción.

Artículos relacionados