BOLSA

Reig Jofre abre mercado en Asia

La ex­pan­sión por el mer­cado asiá­tico se ha con­ver­tido casi en una ob­se­sión para Reig Jofre por su alto po­ten­cial de cre­ci­miento. De este modo, tras la aper­tura de los mer­cados de Japón en 2016, Indonesia en 2018 y Corea a prin­ci­pios de este ejer­ci­cio, el la­bo­ra­torio far­ma­céu­tico ha dado una nueva vuelta de tuerca a su plan de in­ter­na­cio­na­li­za­ción con el re­ciente inicio de la co­mer­cia­li­za­ción en Myanmar.

A través de sus filial Reig Jofre Europe, con sede en Singapur, ha lanzado en esta recta final del año dos antibióticos inyectables de uso hospitalario en la antigua Birmania destinados a combatir infecciones bacterianas de amplio espectro: VancoSala y Salaclav. Ambos productos son casos de éxito de la especialización de inyectables estériles del área de tecnologías farmacéuticas del grupo.

El laboratorio se ha convertido así en una de las primeras compañías españolas del sector en registrar en Myanmar no solo los productos farmacéuticos sino también sus plantas productivas. Todo ello tras un largo proceso de registro, con unos requisitos regulatorios muy exhaustivos en el ámbito de los productos farmacéuticos inyectables, que han convertido este proceso en un auténtico desafío para de Reig Jofre.

Las expectativas de facturación en el país rondan los 200.000 viales para 2020. El grupo espera además que el cumplimiento de las altas exigencias de ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) abra las puertas a nuevos mercados vecinos en los próximos años. Para este año, el grupo espera que la facturación procedente de Asia supere el 7% del total contabilizado el año pasado.

Una mayor actividad que explica la reacción alcista de más de un 7% del valor a lo largo de este mes que va a impulsar su rentabilidad anual por encima del 15%. Con todo, parece difícil que pueda alcanzar los máximos del año. Los expertos creen que todavía le queda mucho por demostrar, empezando por superar la fuerte resistencia que encuentra en los 2,6 euros y, más adelante, la cota de los 3 euros por acción, que se presenta como su principal reto a medio y largo plazo.

Artículos relacionados