Cumbre del clima

Sánchez reclama en la COP25 una transición ecológica basada en diálogo y justicia social

Pedro Sánchez, en la COP25.
Pedro Sánchez, en la COP25.

El pre­si­dente del Gobierno en fun­cio­nes, Pedro Sánchez, ha dado este lunes por inau­gu­rada la COP25 sobre el Cambio Climático que, hasta el día 13 de di­ciem­bre, al­ber­gará Madrid. En pre­sencia del se­cre­tario ge­neral de la ONU, António Guterres, y de la pre­si­denta de la COP25 y mi­nistra de Chile de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, Sánchez ha re­cla­mado a todos los lí­deres po­lí­ticos y re­pre­sen­tantes gu­ber­na­men­tales “solidaridad, es­fuerzo, li­de­razgo y he­chos para hacer frente a los desafíos de la hu­ma­ni­dad”.

En presencia del secretario general de la ONU, António Guterres, y de la presidenta de la COP25 y ministra de Chile de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, dijo que Madrid quiere ser la capital del diálogo con la sociedad en el cambio climático.

Por esa razón, instó a las delegaciones a hacer un profundo esfuerzo para no defraudar a los millones de voces de jóvenes que, en estos momentos, se alzan contra los desequilibrios medioambientales de todo el mundo. “Millones de voces de jóvenes alzan su voz como actores cruciales. Nuestro deber es escuchar su mensaje”, destacó en su intervención.

Solidaridad, esfuerzo, liderazgo y hechos

El jefe del Ejecutivo culpó a la mano del hombre de los desastres de la humanidad, por lo que señaló que no había otra alternativa que actuar con hechos. “Esa alternativa -dijo- requiere “solidaridad, esfuerzo, liderazgo y hechos”.

En otro momento de su discurso, destacó que alcanzar la neutralidad climática en 2050 requiere grandes desafíos y apuestas. De cara a la cumbre de Glasgow en 2020, Sánchez señaló que había que llegar a acuerdos profundos en Madrid que permitan aplicar los acuerdos de París de 2015.

Compromiso de España

Destacó igualmente el compromiso de España en 2030 de reducir drásticamente las emisiones a través del pacto verde que ha adquirido con la Unión Europea. “Europa tiene mucho que decir en esta batalla”, comentó el presidente, recordando, a la vez que, si fueron los países comunitarios quienes lideraron la industrialización, debe ahora “liderar la transición ecológica”.

En su intervención ante el plenario de la COP25, Sánchez ha recordado que la existencia del efecto invernadero fue teorizada ya en 1857 por Eunice Foote, aunque quien expuso públicamente el descubrimiento fue un colega, el profesor Joseph Henry, ya que las mujeres no tenían permiso para exponer trabajos científicos.

El presidente en funciones ha señalado que Madrid se convertirá hasta el próximo día 13 de diciembre la cumbre del diálogo entre los países y del “multilateralismo reforzado”, en la capital mundial de la lucha contra la emergencia climática, de “una ambición y un compromiso real con la acción por el planeta”.

Asisten a la misma, delegaciones de 196 países, medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno y los máximos representantes de la Unión Europa y de instituciones internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Madrid será también estos días -ha agregado Sánchez- la capital del diálogo con la sociedad, a través de la implicación de más de 1.500 colectivos y organizaciones, cientos de empresas comprometidas con los objetivos de desarrollo sostenible y “una generación entera de jóvenes que se niega a callar ante la creciente degradación del planeta”. En total, cerca de 30.000 personas se han inscrito para participar en la Cumbre.

Transformaciones urgentes

En la inauguración, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha agradecido a los gobiernos de Chile y España el trabajo conjunto para hacer posible la cumbre, “un ejemplo -ha dicho- del miltilateralismo necesario contra la emergencia climática.

Guterres ha apuntado que los últimos cinco años han sido de temperaturas más altas registradas y que el nivel de los océanos está subiendo más deprisa de lo previsto. “Si no se aceptan transformaciones rápidas y profundas en ámbitos como la industria, la energía, el transporte, con un enfoque global y de justicia social, el impacto en todas las formas de vida de la Tierra será catastrófico”, ha advertido.

Felicitaciones a España por la organización

Previamente, había intervenido la presidenta de la COP25 y ministra de Chile de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien ha agradecido profundamente el apoyo de España y del Gobierno español para organizar la cumbre. Schmidt dijo que tenía plena confianza en todos los países asistentes para hacer frente a los desafíos climáticos.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, envió un mensaje por videoconferencia, justificando las razones que han llevado a su país y al gobierno chileno a no celebrar la cumbre en su país.

En su breve intervención, señaló que estaba plenamente convencido de que la humanidad sabrá hacer frente a los desafíos climáticos. “La ciudadanía nos exige enfrentar esta misión y la naturaleza nos está pidiendo que la cuidemos. “Llegó el tiempo de la acción. Estoy convencido y seguro de que esta cumbre será un paso adelante hacia un futuro más sano”, dijo en su mensaje enviado a los jefes de Estado e instituciones internacionales asistentes a la sesión plenaria.

Encuentros con líderes internacionales

Tras la inauguración de la COP25, Pedro Sánchez ha participado en una mesa redonda con otros líderes sobre planes racionales más ambiciosos frente a la emergencia climática.

Además, en el marco de la cumbre, ha mantenido sendas reuniones con los jefes de Estado y de Gobierno de países de la UE, con el primer ministro de Francia, Édouard Philippe, y con el secretario general de la ONU.

Sánchez ofreció un almuerzo a los jefes de Estado y de Gobierno servido por el Celler de Can Roca. Este menú forma parte del programa Sabores de España impulsado por Presidencia del Gobierno. Ya se ofreció otro de este tipo con motivo de la visita de Estado que realizó el presidente de Perú, Martín Vizcarra.

El presidente del Gobierno mantuvo una reunión con los mandatarios de América Latina. Pedro Sánchez ha recordado a los dirigentes latinoamericanos que esta es la COP de Chile, y el hecho de que se celebre en Madrid es un recordatorio de que cualquier país de América Latina puede contar siempre con España.

Previamente, se había visto con la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a quien pidió que marque la ruta para el regreso de la democracia a Venezuela. Pelosi ha destacado la creciente importancia de la herencia española en EEUU, “un país donde hay más personas que hablan español que en España”, apuntó.

Reunión bilateral con el presidente de Ecuador

Posteriormente, ha mantenido un encuentro bilateral con el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, quien le ha informado de la situación en su país tras los disturbios recientes. Durante su estancia en la capital de España, Moreno se reunirá con empresarios españoles para animarles a que inviertan en Ecuador. Además, ha invitado a Pedro Sánchez a que realice una visita al país latinoamericano.

España, abierta al multilateralismo

En la rueda de prensa que el presidente ofreció tras el almuerzo, volvió a insistir en que España es un aliado del multilateralismo, un país defensor de los acuerdos alcanzados en la Cumbre de París de 2015 y del firme compromiso de llegar a 1,5 grados de la era preindustrial. “La ola de calor se ha multiplicado por 50 desde los años ochenta”, recordó.

Sánchez destacó que España ha asumido tres compromisos: primero, neutralidad climática en 2050; segundo, un programa de transformación energética; y tercero, “vamos a aportar nuestra aportación financiera”, dijo.

El jefe del Ejecutivo en funciones concluyó recordando que es necesario que la colectividad internacional actúe. “Deseamos que esta COP25 sea un punto de inflexión” para avanzar.

Pedro Sánchez estuvo acompañado del secretario general de la ONU, António Guterres, quien resaltó una vez más el papel de España y del Gobierno español en la organización “récord” de la Cumbre del Clima. “El Gobierno chileno y el español han logrado un auténtico milagro. Este clima de solidaridad es esencial para el éxito de la cumbre”, comentó eufórico.

El alto representante de Naciones Unidas señaló, por otro lado, que más importante que las negociaciones es que todos los compromisos adquiridos en París “van a ser cumplidos en todos los aspectos, incluido el de la financiación”, concluyó.

Artículos relacionados