Cumbre del clima

Un gasto de 60 millones con un impacto económico de 100 millones

Aspecto de una de las salas de la COP25.
Aspecto de una de las salas de la COP25.

La XXV cumbre del Clima (COP25) cuenta con un pre­su­puesto de unos 60 mi­llones de euros (86 mi­llones de pre­su­puesto de­di­cado frente unos in­gresos de 17 mi­llones di­rec­tos) y ocu­pará más de 100.000 me­tros cua­drados del re­cinto de IFEMA de Madrid. El coste de la misma será su­fra­gado una parte, vía Presupuestos Generales del Estado y, otra, por Chile, país an­fi­trión que tuvo que desistir de su ce­le­bra­ción en el país an­dino por los dis­tur­bios so­ciales de las úl­timas fe­chas.

El impacto económico que tendrá para la capital de España se estima superará los 100 millones de euros. Se prevé que, durante los 12 días que durará la cumbre, asistirán unas 25.000 personas de unos 200 países de todo el mundo. El impacto ha sido elevado a casi el doble por la Comunidad de Madrid, después de revisar las cifras iniciales.

El Gobierno español ha confirmado la asistencia de 41 jefes de Estado de Gobierno, cuatro altos cargos de la Unión Europea y otros cinco de organizaciones internacionales como la ONU, el Banco Interamericano de Desarrollo, OCDE y la Secretaría General Iberoamericana. Esta prevista también la asistencia de la activista sueca Greta Thumberg. El presidente norteamericano, Donald Trump, no estará presente en ninguna de las sesiones gubernamentales.

Trump, el gran ausente

Estados Unidos es, después de China, el país que aglutina mayor porcentaje de emisiones globales de efecto invernadero. El país asiático representa un 29,3% y EEUU un 13,8%. El tercer país más contaminante es India con un 6,6%; Rusia aparece en cuarto lugar (4,8%), y Japón el quinto con un 3,6%.

El acto inaugural se celebrará a las 10.30 horas con las intervenciones del presidente español en funciones, Pedro Sánchez, el secretario general de la ONU, António Guterres, y la ministra de Medio Ambiente de Chile, y presidenta de la cumbre, Carolina Schmidt. En rueda de prensa celebrada ayer, Guterres instó a los gobiernos y a los países a aumentar la ambición y la responsabilidad.

“Los cambios climáticos -dijo-, están ocurriendo más rápido de lo que teníamos previsto. Hay que alcanzar compromisos más ambiciosos en aspectos importantes como poner un precio al carbono y acabar con las centrales de carbón”, destacó.

Instituciones internacionales y empresas patrocinadoras, entre las que se encuentra Endesa, participarán en el evento. Endesa y su matriz Enel serán parte activa como patrocinador platino en el desarrollo de todas las sesiones. La sede oficial de la compañía (en la calle Ribera del Loira, 60) se convertirá en uno de los side events de la COP25 y albergará numerosas actividades oficiales, así como eventos paralelos a la cumbre.

Fuertes controles de seguridad

Unos 4.000 agentes se ocuparán de garantizar la seguridad, de los que más de la mitad son policías nacionales y el resto guardias civiles y policías municipales. Se ha reforzado la seguridad en el aeropuerto de Madrid y aumentado los controles en la frontera con Francia.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha visitado las instalaciones y el centro de coordinación del dispositivo de seguridad de la cumbre. En su visita, ha destacado la capacidad de España para organizar este evento en menos de tres semanas.

El recinto de Ifema ocupará siete pabellones destinados a salas de conferencias, convenciones y reuniones de los gobiernos, organizaciones y empresas asistentes. En total, serán unos 113.000 metros cuadrados. Hasta ayer por la tarde, se estaban dando los últimos retoques en algunas de las salas.

Los siete pabellones estarán divididos en dos zonas. La azul, donde se celebrarán las reuniones y negociaciones formales de Naciones Unidas y la zona verde, dedicada a la sociedad civil. Además, se activará el Eje Castellana Verde de Madrid, que acogerá diferentes tipos de eventos.

Artículos relacionados