Cumbre del clima

Un panel de científicos recomienda menos población

Sin título
Instalaciones solares.

Cambio climático. Científicos de todo el mundo han decidido sumar fuerzas y suscribir un estudio que ofrece una batería de recomendaciones ante la gravedad que ha alcanzado el fenómeno del cambio climático. Este pronunciamiento se ha materializado en la prestigiosa revista BioScience, una publicación del American Institute of Biological Sciences. Su conclusión más impactante es la necesidad de reducir la población del mundo con el objetivo de frenar el calentamiento global.

Delegados de 200 países se reúnen desde este lunes 2 y hasta el día 13 de diciembre en la cumbre del clima de Naciones Unidas, que organiza Madrid, en tercera instancia, tras los fallidos intentos previos de Brasil y Chile. Unas 25.000 personas acudirán a esta evento, en el que se debatirán todos los aspectos candentes del cambio climático y cómo combatirlo. La receta contra el calentamiento global publicada en Institute of Biological Sciences será, sin duda, uno de los temas a debate en ese foro.

Un total de 11.258 científicos de 153 países diferentes se ha unido en esta publicación para alertar al mundo de la gravedad de esta crisis y recomendar una batería de medidas que deberíamos tomar si queremos aprobar esta asignatura pendiente. Según algunos científicos, la Humanidad dispondría de sólo doce años antes de que la situación se convierta en una amenaza irreversible.

Seis son las medidas que proponen los investigadores: reemplazar los combustibles fósiles, acabar con contaminantes como el metano y el hollín, restaurar y proteger los ecosistemas, comer menos carne, alcanzar una economía que esté libre de carbono y estabilizar el crecimiento de la población.

El último punto resulta aterrador, aunque durante siglos la humanidad ha contado con múltiples gurús que han aconsejado el control de la población. China ha sido uno de los países que han aplicado estas recetas durante decenios.

El estudio se ha basado en la recogida minuciosa de datos durante más de 40 años sobre la utilización de la energía, las temperaturas de la superficie terrestre o el crecimiento de la población. Pero no sólo estas cifras, sino otras variables, como la extensión de los cultivos, la pérdida de superficie forestal o del hielo en los polos. Cuestiones que van desde las emisiones de dióxido de carbono hasta los índices de fertilidad pasando por el producto interior bruto, según publica algunos medios.

Fórmulas de supervivencia

Un estudio de los investigadores Bongaarts y O’Neill, publicado el pasado año, señala que incluso en el supuesto de que la población se incrementara en unos 80 millones al año (unas 200.000 personas al día), la población del mundo debe estabilizarse e incluso reducirse gradualmente, dentro de un marco que garantice la integridad social.

Existen políticas comprobadas y efectivas que fortalecen los derechos humanos al tiempo que reducen las tasas de fertilidad y disminuyen los impactos del crecimiento de la población en las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad.

Para los verdaderos creyentes de la lucha contra el cambio climático, no habría forma más rápida de revertir esta crisis que reducir radicalmente la población del planeta, se asegura en un artículo publicado en ZeroHedge.

Cada individuo cuenta con "una huella de carbono" y, a medida que la población crece, la crisis del cambio climático solo empeora. Cualquiera que pueda encontrar una manera de reducir significativamente la población mundial estaría "salvando el planeta".

La idea de que millones o miles de millones de personas mueran es absolutamente horrible, pero para aquellos que han abrazado completamente la narrativa del cambio climático, este resultado sería extremadamente deseable.

Artículos relacionados