BOLSA

Parques Reunidos, triste despedida

Segundas partes nunca fueron bue­nas. Tras salir de Bolsa por la puerta de atrás en 2004, Parques Reunidos volvió al mer­cado en 2016 con aires re­no­vados y con ganas de co­merse los mer­cados fi­nan­cie­ros. Su re­greso al mer­cado se pro­ducía con una ca­pi­ta­li­za­ción siete veces su­perior, el triple de be­ne­ficio neto y un mayor peso in­ter­na­cio­nal.

No obstante, pese a salir a 15,5 euros por acción, en la parte baja de la franja prevista, se dio un batacazo de cerca del 5% el día de su segundo debut. A partir de entonces, pese a un leve repunte posterior, las acciones de la compañía no han levantado cabeza, lastradas por el progresivo aumento de las pérdidas en los últimos años.

El mal presagio en su debut se ha confirmado finalmente con su nueva salida del mercado este lunes después de que la CNMV aprobara la semana pasada su exclusión a un precio de 13,753, un 11,2% más barata. Un visto bueno justificado, según el organismo regulador, por las facilidades de venta ofrecidas por Piolin Bidco de las acciones de Parques Reunidos de las que no es titular mediante una orden de compra lanzada el 30 de septiembre con vencimiento este dos de diciembre a un precio equivalente a la oferta previa formulada por esta sociedad y autorizada el pasado 24 de julio.

Los accionistas del gestor de parques de ocio aprobaron esta exclusión el pasado 29 de octubre una vez liquidada la opa lanzada por EQT, Corporación Financiera Alba y GBL, tras alcanzar una participación conjunta cercana al 90%.

Las acciones de Parques Reunidos permanecerán suspendidas de negociación una vez finalizada esta orden de compra y hasta las que las sociedades rectoras de las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia procedan finalmente a la exclusión de negociación. Un valor menos en la cada vez más pequeña bolsa española.

Artículos relacionados