BOLSA

Inditex apunta a máximos en 2020

El ne­gocio mi­no­rista de moda sigue mos­trán­dose sa­lu­da­ble, in­cluso a pesar del efecto ne­ga­tivo sobre el con­sumo de los te­mores de re­ce­sión eco­nó­mica en los úl­timos me­ses. Los re­cientes re­sul­tados del grupo sueco H&M, con un cre­ci­miento de las ventas cer­cana a los dos dí­gitos al cierre de su cuarto año fis­cal, así lo re­fle­jan.

Una positiva evolución que lleva a los accionistas de Inditex a frotarse las manos tanto para el cierre de este año como para el próximo, pues la empresa textil española tiende a batir con regularidad a su principal competidora. De este modo, después de dos ejercicios de ajuste y consolidación, creen que ahora es el momento de volver a tomar posiciones en el valor con mano firme.

En lo que va de mes acumula una revalorización cercana al 10%, elevando su rentabilidad anual por encima del 40%, apoyada en unos brillantes resultados correspondientes a su tercer trimestre fiscal. Los ingresos han superado los 7.000 millones de euros, con unos márgenes del 58% que han disparado su beneficio hasta cerca de los 1.200 millones de euros.

Cifras que han permitido además engordar su caja neta por encima de los 7.700 millones de euros, duplicando su capacidad financiera en apenas cinco años. Los expertos especulan ahora con el destino de todo ese dinero. En principio parece descartarse un crecimiento vía adquisiciones, tanto por la falta de grandes oportunidades como por la ausencia de interés al no entenderse como una prioridad para la compañía.

La principal opción, por tanto, es la mejora de la retribución al accionista con un posible megadividendo después de haber elevado este año su “pay out” del 50% al 60%., que incluía un dividendo extraordinario de un euro por acción en los tres próximos años con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020. Su rentabilidad por dividendo ronda en la actualidad el 3%.

Este factor, junto al principio de acuerdo para poner punto final a la guerra comercial entre las grandes potencias, ha ayudado a romper las barreras técnicas que tenían atenazadas al valor. En estos días ha logrado hacer añicos la resistencia en torno a los 29 euros, lo cual despeja ahora su camino hacia los máximos absolutos, delimitados por los algo más de 34 euros a los que llegó a pagarse a mediados de 2017.

Artículos relacionados